Para la fotógrafa Sara Condado (Gijón, 1988), el momento más emocionante de todo el proceso creativo es recoger las fotografías que ha llevado a revelar. En 2010, se traslada a Madrid para estudiar Dirección de fotografía para cine y televisión. En la actualidad, colabora en cortometrajes y realiza sesiones de fotos usando sólo cámaras analógicas. Para Sara, la belleza de lo analógico reside en su imperfección. Desde que se inició en el mundo de la fotografía, no ha dejado de trabajar en este formato. Sus trabajos abarcan temas totalmente opuestos en su contenido. Sara retrata a seres importantes en su vida pero también lo hace a completos desconocidos, de los que busca alguna peculiaridad que haga de esa instantánea algo especial. “No me gusta manipular las escenas, me gusta que el resultado forme parte de un recuerdo real”, comenta Condado. Destacan sus dípticos, dónde retrata un instante y lo fragmenta para mostrarlo desde dos puntos de vista distintos pero siempre teniendo presente el concepto de unidad, o bien, trata de emular lo que la mirada del ser humano ve en un mismo instante.

© Sara Condado

© Sara Condado

© Sara Condado

© Sara Condado

© Sara Condado

© Sara Condado

© Sara Condado

© Sara Condado

© Sara Condado

© Sara Condado

© Sara Condado

© Sara Condado

Enlace: www.flickr.com/photos/killerpumps

No Hay Más Artículos