Erotismo y sensualidad son las palabras que mejor definen el trabajo del fotógrafo alemán Peter Franck. Luces que encandilan, cuerpos fragmentados e instantes borrosos son una constante en su portafolio, una propuesta de corte cinematográfico donde hoteles y lugares abandonados parecen estar en guerra, luchando por acoger a personajes anónimos en extravagantes habitaciones amuebladas como en una rara película porno ochentera.Apoyado por la elección de un encuadre convencional, Frank aumenta la sensación de artificialidad en sus fotos, las que gracias a las posturas de las modelos -pensadas para evocar a actrices del mundo pornográfico- reinterpretan el significado de las diferentes partes del cuerpo, jugando con la imaginación del espectador, quien finalmente es testigo y juez de escenas que hacen uso de objetos fetiches, pero jamás obscenos. En la obra de Franck, el voyeurismo está claro pero también yace patente la noción de cuerpo como estructura de poder, el cuerpo sin prejuicio que se libera y se deja capturar ilimitadamente.

© Peter Franck

© Peter Franck

© Peter Franck

© Peter Franck

© Peter Franck

© Peter Franck

Enlace:www.peterfranck.de

No Hay Más Artículos