Nacida en República Dominicana Pamela Díaz, estudió publicidad y es una apasionada por la fotografía. Pese a sus 21 años, en sus imágenes hay fuerza e intimidad como objetivo, un ojo sumamente sofisticado.

Según recuerda, en su casa había una Polaroid, la tentación por ocuparla bastó para despertar su interés por esta disciplina. Pronto, sus padres le regalaron su primera semi profesional -una Nikon D40- artefacto que la acompañó durante un tiempo en esta travesía que no ha dejado de fascinarla. “Para mí la fotografía es como dibujar con luz y color a través de una cámara”, revela.

Tal ha sido su nivel de compromiso, que en 2008, cuando entró en la universidad, se inscribió en un concurso de fotografía patrocinado por la marca Dewar’s White Label y ganó el primer lugar. Entonces conoció otro mundo, el del surf en esencia y práctica. “Llegué a comprender mejor la acción de la fotografía deportiva para capturar sus momentos más importantes”, explica Pam.

Posteriormente, esta amante del skateboarding -seducida con la idea de probar nuevas plataformas visuales- se dejó llevar por lo audiovisual, traduciendo su creatividad en videos de colores intensamente saturados que juegan con la luz y la sombra.  

El resultado es un trabajo potente, moda y deporte, dos aristas que parecen tan disímiles, unidas por un talento único que este año buscará nuevos horizontes en Argentina, país donde Pamela Díaz tiene planeado estudiar cine.

Enlace: www.pamdiaz.com – www.vimeo.com/pampitas

No Hay Más Artículos