Imágenes en blanco y negro impactantes son una constante en el trabajo del fotógrafo checoslovaco Michal Macku. Oriundo de la ciudad de Bruntal, el artista suele jugar con el poder el cuerpo desnudo desatando una serie de configuraciones que en su mayoría son autorretratos muy bien logrados en base a una técnica que el mismo ha denominado “Gellage”, una fusión entre gelatina y collage. Desde 1989, Michal ha utilizado este interesante proceso que consiste en transferir la exposición fijando la emulsión fotográfica de su base original en papel. Este plástico transparente -unido a una sustancia tan maleable como la gelatina- permite reformular las imágenes originales, desestructurando sus relaciones y dotándolas de nuevos significados durante dicha transferencia. El resultado impresiona por la calidad de la imagen compacta caracterizada por su fina estructura superficial. Es así como cada Gellage se convierte en su sello de autor, una técnica que genera material único para recopilar y exhibir siempre inspirado en su sed de autoconocimiento ligado al budismo así como a otros sistemas religiosos y filosóficos donde se explorar el dualismo de la corporeidad y la espiritualidad.

© Michal Macku

© Michal Macku

© Michal Macku

© Michal Macku

© Michal Macku

© Michal Macku

Enlace:  www.michal-macku.eu

No Hay Más Artículos