Desde pequeño, el español David Montosa (19) ha estado en continua relación con el dibujo y la pintura, pero al ingresar en la Escuela de Arte San Telmo para hacer un Bachillerato de Artes Plásticas conoció algunos compañeros cuyo medio de expresión era la fotografía. “Fui modelo ocasional para algunos trabajos de clase y en una de éstas me dejaron usar una cámara, hice mi primera fotografía y desde entonces no pude parar, así es que ahorré para comprarme una máquina y empezar a hacer el tipo de imágenes que tenía en mente”, nos cuenta David y agrega, “al principio me dediqué a hacer montajes fotográficos y gracias a ello aprendí todo lo que ahora sé de Photoshop. Tras esto busqué una nueva forma de realizar mis imágenes ya que me vi atraído por el atrezo, la fotografía pensada y preparada”, señala este gran admirador de la obra de Francesca Woodman, la Escuela de Helsinki, Rinko Kawauchi y Nan Goldin.

© David Montosa

Es así como con una cámara Réflex 35mm y un trípode, David ha sido capaz de explorar a su manera una fotografía que intenta recrear un mundo de fantasía a través del montaje. No obstante, con el paso del tiempo ha llegado a configurar un entorno más bien introspectivo que no se basa simplemente en el impacto visual. Por ahora, Montosa tiene varios proyectos en mente relacionados sobre todo con la memoria y el recuerdo. “Estoy en una fase de investigación y documentación respecto a estos”, explica el fotógrafo quien en un futuro pretende emigrar a otro país para continuar con su formación y consagrarse en el mundo del arte.

© David Montosa

© David Montosa

© David Montosa

© David Montosa

Enlace: www.flickr.com/photos/damontosa

No Hay Más Artículos