Hace tres años, la estudiante de Comunicación Audiovisual, Cora Álvarez (18) se interesó con intensidad en el mundo de las imágenes. Influenciada por su padre, Cora explora una estética más bien artística de la mano de la fotografía analógica. “Descubrí que la esencia se encuentra en los carretes, en tratar de medir la cantidad de luz exacta, variar la exposición, la magia atmosférica de lo analógico. Para mí esta técnica incrementa la creatividad y nos hace replantearnos bien las fotos, pues los carretes son caros y no se pueden hacer muchas fotos iguales”, explica Cora, una amante del efecto espontáneo que supone esta tipología fotográfica. Por ello, además suele usar cámaras desechables para momentos rápidos que no quiere perder al intentar obsesivamente medir la luz y lograr la composición perfecta. “Suelo hacer sesiones con diferentes personas que se prestan de modelo y uso varias cámaras en una sola sesión. Trato de dar un sentido a cada fotografía, un significado, aunque no siempre sea así”, señala Cora, quien no imagina su futuro sin hacer de este oficio su gran pasión trabajando paralelamente en videoclips, películas y cortos que sin duda son también un interés que la anima a crear cada día.

© Cora Álvarez

© Cora Álvarez

© Cora Álvarez

© Cora Álvarez

© Cora Álvarez

© Cora Álvarez

Enlace: www.flickr.com/photos/cora_alvarez

No Hay Más Artículos