“Cierra la puerta” Por Gustavo Talavera.

A pesar del ritmo frenético que enfrenta nuestra civilización desde las imágenes, la fotografía escapa a ratos de la instantaneidad de la captura del momento, re-activando el valor de la comunicación y el contacto humano, y de paso el descubrimiento de las subjetividades del cuerpo. Cierra la puerta, es el nombre que lleva la serie del fotógrafo y director Gustavo Talavera (19). Un retrato experimental en donde el cuerpo masculino es bañado por los colores que la luz otorga en condiciones de intimidad. Usando a su novio como sujeto de exploración, Gustavo transforma la experimentación fotográfica de la luz en un eterno re-descubrimiento del ser amado.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

El lente de la cámara permite a Gustavo fragmentar el cuerpo ajeno, y junto con esto mirar con perspicacia la alteración del color sobre la piel de su novio, producto de la luz filtrada. Ya sea día, tarde, noche, los modos de ver a una persona y su corporalidad son diversos, estos distorsionan la apariencia, potencian y ocultan rasgos, y sin embargo no debilita la conexión entre esos dos cuerpos -el del observador y el observado-.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

El título de la serie refiere a una frase que el novio de Gustavo usa frecuentemente, un llamado que, para el espectador, podría significar el acceso a descubrir estas imágenes. Este retrato fotográfico no perdura solo como registro de una escena. En el espacio que habitan dos amantes finalmente la cámara pierde su capacidad de intimidar, e incluso su carácter testimonial. Lo que logra Gustavo es transformar el retrato en una carta de amor.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

© Gustavo Talavera.

Enlace:
http://guustavotalavera.tumblr.com

No Hay Más Artículos