Amo tener un cuerpo inteligente, coordinado, articulado, noble”, dice Ignacio Pereda, un hombre que se distingue por su vitalidad y su gran carisma, todo él músculos y sonrisas. Ejecutante de danza contemporánea, ha incursionado en la ópera y el teatro musical. También en el cine y la televisión, y no cuesta trabajo ver el porqué: la cámara lo adora, es difícil encontrar una imagen en la que no transmita belleza y una luminosa energía.

Con el rigor que significa haber egresado de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del Instituto Nacional de Bellas Artes, Pereda ha logrado trabajar en producciones de las más grandes televisoras de México, así como en espectáculos de alto nivel internacional, sin por ello abandonar sus raíces en compañías de danza contemporánea y en producciones de cine independiente.

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

Cuéntanos un poco de por qué decidiste ser bailarín. ¿Por qué bailas?

Bailo para escapar de mí mismo, bailo para olvidarme de mis pensamientos y entregar mi ser a la acción, a la construcción de realidades ilusorias que me permiten conectarme con alguien o algo que también soy yo. Bailo por lo que produce la música en mí; bailo porque de niño intentaba imitar a esos cuerpos que proyectaban alegría y dicha. Bailo por el gozo que se produce en mi interior y al decir “interior” me refiero a mis espacios mentales, espirituales, lúdicos, coléricos y sociales. A través de la danza intento ser mejor o diferente de lo que socialmente se nos permite ser. En una palabra bailo para coexistir.

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

¿Qué es lo mejor de tener un cuerpo de bailarín?

La satisfacción y la conciencia de que los cuerpos delgados, elásticos y fuertes se construyen día a día, se nutren de fantasías e imágenes y dan la apariencia de ser universales.

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

¿Qué es lo peor de tener un cuerpo de bailarín?

Sentir cansancio constante, fatiga muscular y algunas marcas en la piel. Muchas veces no te quedan ganas de otras actividades sociales.

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

Cuéntame de críticas que hayas recibido por tu cuerpo y de cómo te hacen sentir.

Me han dicho que soy muy delgado y me preguntan que si estoy enfermo, que si estoy comiendo bien. Me he quedado fuera de algunas audiciones por mi tono muscular. También me he sentido excluido en algunos momentos y en algunos grupos, pero entiendo que mi cuerpo es el reflejo de un tipo de disciplina.

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

De cuando comenzaste a danzar hasta ahora, ¿qué es lo que más ha cambiado en tu relación con tu cuerpo?

Mi cuerpo se ha convertido en mi herramienta diaria de trabajo, mi cuerpo es el escudo para transitar en la sociedad y al mismo tiempo es un canal o un receptor de todo cuanto podemos tocar. He descubierto que hay más cuerpos en mí, cuerpos sutiles y poderosos. Mi cuerpo físico sin duda es el más pequeño de todos, la relación con mi cuerpo interior se manifiesta en mi vida con más fuerza. Estoy iniciando una remodelación, mi cuerpo interno crece.

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

© David Flores Rubio

Enlace:
www.facebook.com/davidfloresrubio

#ProyectoDegas muestra la belleza total de bailarines y bailarinas que hacen de su cuerpo un instrumento de expresión artística, construido desde la entrega, la obsesión y a veces la violencia. Inspirado en las bailarinas de Edgar Degas, quien supo exaltar la sublime estética del dolor, el cansancio y la deformación de los cuerpos de la danza.

No Hay Más Artículos