Desbordante resulta la imaginación de la fotógrafa sueca Ulrika Kestere. Esta serie en particular juega con la fantasía y narra la historia de una niña que tenía siete caballos invisibles. “La gente pensaba que estaba loca, pero no era el caso. Cuando llegó el otoño la chica pasó un día entero lavando toda su ropa. Ella las colgaba en una cadena de su jardín para que el suave sol de otoño la secase. De la nada, una terrible tormenta y sus vientos llegaron llevándose toda sus prendas y con ellas a los siete caballos. La pequeña triste y devastada, pasó todo el otoño en busca de cada uno de los caballos envueltos en sus vestimentas y repartidos por todo el país”, dice Ulrika. De allí la tonalidad que embarga a cada fotografía, colores muy fríos que representan el estado de melancolía de la protagonista.

© Ulrika Kestere -“7 invisible horses”

© Ulrika Kestere -“7 invisible horses”

© Ulrika Kestere -“7 invisible horses”

© Ulrika Kestere -“7 invisible horses”

© Ulrika Kestere -“7 invisible horses”

© Ulrika Kestere -“7 invisible horses”

© Ulrika Kestere -“7 invisible horses”

Enlace: www.ulrikakestere.com

No Hay Más Artículos