Impulsado por las historias que encuentra a su alrededor, el brasileño Rodrigo Benatti (25) tiene como objetivo representar las diferentes capas de la realidad, tanto a nivel superficial como profundo. Para él tal fin sólo es posible indagando en diversos campos como la fotografía, el dibujo y la literatura. De allí radican sus estudios de cine en la Universidad Gama Filho y sus cursos de postgrado en Artes Visuales, ambos, proyectos que le han permitido participar de interesantes exposiciones fotográficas internándose además en la dirección de varios cortometrajes. Este año, la intención de Benatti es obtener una maestría en cine y televisión en el extranjero, desafío al que se suma una gran alegría, la publicación de su primer libro de poemas, sin duda dos motivos para celebrar e iniciar esta conversación desde Río de Janeiro.

© Rodrigo Benatti

Rodrigo, este año viene con grandes novedades para ti. El lanzamiento de tu primer libro de poemas publicado por Ibis Libris es un gran logro, ¿qué podrías contarnos al respecto?

Siento que es un gran paso. Por lo general, cuando hablas de fotografía y literatura tiendes a separarlas como si se tratara de idiomas diferentes o cosas distintas. Sin embargo, cuando pienso en lo que me inspira, veo una sola cosa, de tal manera que, entonces, es todo lo mismo.

© Rodrigo Benatti

Y en el caso de la fotografía, ¿a qué edad te golpeó su encanto?

Creo que tenía 16 años cuando conocí a mi amiga, Marja Calafange, que ya había comenzado su trabajo experimental propio. Ella me dio algunas lecciones improvisadas y muy divertidas vía MSN e impulsó mi hambre por un estilo más surrealista. El dibujo era ya una parte de mi vida, así es que decidí dejar el realismo de mi lápiz e ir de ensueño con mi lente.

© Rodrigo Benatti

¿Qué rescatas de estas primeras experiencias?

Sin duda lo mejor era y es compartir. Cada vez que estoy con un modelo que voy a fotografiar, hablamos de nosotros mismos y nuestras intenciones para crear juntos un concepto. Me encanta esta colaboración y el hecho de que esa persona está confiada en crear algo que “va a ser”, y que se siente como un momento de unidad.

© Rodrigo Benatti

Esta necesidad tuya de comunicar historias fue probablemente lo que te empujó también a estudiar cine. ¿Crees que tu paso por la Universidad Gama Filho te ha marcado a nivel creativo?

Tuve la oportunidad de estudiar con algunos reconocidos cineastas brasileños que tienen una gran pasión por esta capacidad de compartir momentos de la vida a través de un pedazo de imagen en movimiento. Estudiar la historia del arte también me ha permitido comprender cómo la humanidad ha estado tratando con figuras y símbolos desde la antigüedad. El material semiótico es decisivo. Me gustaría que mis fotos dejaran un aire de curiosidad sobre quién es el modelo, cuáles son sus temores y motivaciones.

© Rodrigo Benatti

Sin duda tu trabajo logra este cometido y provoca la duda. De hecho, al observar tu portafolio llama mi atención los múltiples estilos por los que has pasado a lo largo de estos años. ¿Cómo ves tu propuesta actual?

Hoy estoy concentrado en el trabajo con las sombras y el contenido poético fuerte en los retratos, muy inspirado por los pintores barrocos. Me gustaría exponer el alma de los modelos más que el cuerpo, a pesar de que, en un primer momento, sólo tengo el cuerpo a la vista de mi objetivo. Es entonces cuando las emociones se presentan…

© Rodrigo Benatti

Hablas de grandes influencias ligadas al arte barroco, ¿qué otros exponentes o campos son de tu interés?

Mi familia, alucinantes conversaciones con mi mejor amigo y piezas biográficas de gente muerta que admiro. Curiosamente, hay una extraña inversión en mi proceso de creación: la literatura siempre inspira mi trabajo con la fotografía, pero las imágenes son por lo general la fuente de mi obra literaria.

© Rodrigo Benatti

Al parecer los retratos son tu especialidad, ¿de qué hablan?

Se trata de lo que sienten los retratados y de sus historias. Creo que cuando decido fotografiar a las personas, he optado por investigar y traducir mis resultados a símbolos y luces. No soy un fotógrafo documentalista, soy más bien un poeta. Por ahora, estoy en la exploración de las facetas los seres humanos, algo que también es misión del cine: capturar momentos, espacios vacíos y situaciones ordinarias. Cosas simples.

© Rodrigo Benatti

De todas tus series, ¿algún proyecto memorable y significativo para ti?

El retrato de mi abuela. Lo tomé en su cumpleaños y fusioné su rostro con las flores que le di ese mismo día mediante una técnica de doble exposición. Olvidé esa foto durante muchos meses, porque la dejé en un rollo sin revelar. Mucho tiempo después, en ocasión del funeral de su hermano, la tuve y fue una gran sorpresa para nosotros. Me había olvidado de la existencia de la foto. Me dio miedo la forma en que vino a mí ese día. Mi abuela pensaba que era una hermosa y que había llegado en un momento muy oportuno.

© Rodrigo Benatti

¿Y a parte de ese retrato?

Me encanta la serie que hice con chicas con máscaras, debido al momento que compartimos. La conexión fue muy importante. El proceso tiene más valor para mí que el resultado final de la foto. Después de todo, lo que estoy viviendo es el momento, los resultados sólo están allí. Es por eso que no me gusta disparar a la gente que no conozco o a personas con las que no tengo la conexión correcta, aunque si alguien que nunca conocí está dispuesto a pasar por mi locura, voy a intentarlo.

© Rodrigo Benatti

Para este objetivo, qué programas y cámaras utilizas…

Photoshop fue una gran parte de mi experiencia fotográfica temprana. Me encanta. Creo que es una gran herramienta para trabajar en muchos detalles imposibles en la realidad. También he estado experimentando mucho con cámaras analógicas. En realidad, de todas las fotos que he compartido aquí, casi nada fue editado en Photoshop. Yo diría que un 10 por ciento. Mi cámara es una Canon 5D (el objeto que más me gusta en el mundo) con la cual también estoy filmando mis cortos. Cuenta con un lente de 50mm y uno de 24mm-105mm, mientras que mi analógica es una Nikon F2.

© Rodrigo Benatti

¿Cuáles son los próximos pasos de Rodrigo Benatti?

Tengo la intención de seguir trabajando en mis habilidades, ampliar mis conocimientos y al mismo tiempo aprender nuevas técnicas y experimentar otras formas de traducir la realidad. Aspiro a obtener un título de maestría en cine y televisión en el extranjero este año y si logro administrar mejor mi tiempo, también tengo la intención de terminar mi primera novela.

Enlace: www.rodrigobenatti.daportfolio.com

No Hay Más Artículos