Simplemente Rod. Así se define este joven fotógrafo chileno de 23 años, quien motivado por su amor al dibujo, ha derivado de forma autodidacta el mundo de las imágenes. Transgresor y perfeccionista, Rod adquirió rápidamente los conocimientos técnicos que le han permitido documentar desde lo más absurdo de su vida, hasta su amor por la moda, la música y los amigos. Con una estética de alto vuelo, su trabajo –inspirado en grandes como Nobuyoshi Araki y Robert Mapplethorpe- deja en evidencia un estilo minimalista y dramático; una escenografía que imbuida en tonalidades frías y sensuales genera una mística visual que también ha dejado patente en su labor para marcas deportivas y también en el desarrollo de la gráfica para el disco “MENA” de la cantautora chilena Javiera Mena y publicaciones como Regia Mag. Su vida en Santiago de Chile es bastante tranquila. Eso sí, Rod no puede confiar en su memoria, porque según él “es prácticamente inexistente”. Por eso lleva todo proceso con tranquilidad: desde sus clases hasta la posibilidad de ver una buena película y por supuesto darnos esta entrevista.

Rod, empezaste en la fotografía muy joven y desde entonces no has parado…

Así es, mi amor por la fotografía surge más o menos a los 15 años, cuando pequeño me encantaba dibujar obsesivamente. Dibujaba mucho y mi madre me apoyaba en ello también…luego aparece la fotografía como una evolución del formato, ya que para mí al menos son algo bastante parecido, sólo que antes dibujaba con lápiz y ahora con luz.

En este sentido eres autodidacta…¿no?

Claro, al menos mi educación escolar no tuvo mucho que ver en mi aprendizaje, más bien fue la educación dentro de mi familia, en la que siempre se me instó a seguir y ahondar en mis intereses personales…

Sin duda una comprensión de la que muchos jóvenes carecen. Pero dime, ¿qué es lo que más rescatas de estos ocho años de experimentación fotográfica?

Creo que podría ser… lograr capturar eso que nadie más puede ver.

¿Qué te cautivó de este arte de captar imágenes?

La fotografía me agrada básicamente porque es una fórmula o formato cercano al dibujo y su composición;  algo que puede crear belleza, plasmar cosas que te suceden o que quieres expresar sin palabras, un medio de comunicación perfecto y no explícito.

¿Y específicamente de la fotografía de moda?

Siento que la fotografía de moda es un canal muy cómodo para crear belleza. Por azares del destino aprendí a desenvolverme bien en este ámbito.

¿Cómo es el estilo de Rod?

No sé, ¡qué difícil!. Puede ser oscuro y claro, en constante tensión, ambiguo, personal.

¿Qué elementos de la cotidianidad crees que influencian tu trabajo?

El clima, el amor, lo ojos de mi novio cuando ríe, las emociones más básicas del ser humano; lo humano, lo imperfecto, la oscuridad, la luz, las sombras y el sexo.

¿De qué hablan tus fotos?

No sé si hablan de algo definido, a veces sólo quiero transmitir mi molestia contra algo o alguien, hablar de un estado de ánimo o sentimientos sin esperar nada.

Dirías que hay en ellas empatía con las emociones humanas…

En algunas ocasiones encuentro gente que se identifica con mi trabajo o con mi forma de sentir, y si bien es común y a todos nos ocurren las mismas cosas, no todos sentimos de igual manera…

Qué personajes resultan hoy inspiradores para tu arte…

Admiro a bastante gente, pero tengo una mini lista de preferidos, entre ellos a varios de mis amigos: Elias Santís, Javiera Mena, Camila Pino-Gay y Andrea Barja, me parecen gente muy talentosa, y obviamente maestros de la fotografía como Richard Avedon, Helmut Newton, Robert Mapplethorpe, Nobuyoshi Araki, Nan Goldin y Alfred Stieglitz.

¿Qué tienes en mente antes de idear un concepto para una sesión?

Casi siempre me inspiro cuando me ocurre o siento algo con mucha fuerza y necesito gritarlo, la música también me ayuda en el proceso creativo, la poesía, leer un poco…

¿Cuál es tu perspectiva de la fotografía nacional?

Creo que la escena va bien y existe un boom de la fotografía sobre todo de moda. Hay una especie de adicción por la moda que si bien no comparto, porque me parece algo súper temporal, apoyo ya que es importante que ocurran ese tipo de fenómenos, que se mueva un poco la energía y se renueve el aire y la gente.

¿Qué es lo que más cuesta de hacer fotografía en Chile?

Definitivamente, mi mayor desafío ha sido luchar contra de la censura.

¿Algún proyecto preferido?

Todos son satisfactorios en cierta medida, tengo un cariño particular por cada uno de ellos.

¿Sueños futuros?

Tengo ganas de montar una exposición y de continuar haciendo fotos sin parar. Y por supuesto, viajar, amar, crecer, aprender y no llorar.

Enlace: www.flickr.com/photos/rod_

No Hay Más Artículos