The Dark Book es un proyecto editorial de Omar Gámez (México, 1975), una serie de 28 fotografías en blanco y negro que expone los encuentros casuales entre parejas de hombres homosexuales en la siempre bella y caótica ciudad de México. Con su cámara en mano y cubierto con el halo del anonimato, este fotógrafo contemporáneo irrumpió furtivamente en los espacios designados para los encuentros sexuales fugaces, los llamados “cuartos oscuros”, para revelarnos más acerca del instinto, la aproximación y el comportamiento sexual humano cuando se apagan las luces y se desata el deseo puramente carnal.
Llega la oscuridad y empiezan a surgir estas imágenes aparentemente no reveladoras, pero en realidad suponen un ejercicio de imaginación e interpretación para el espectador, el reto de observar lo prohibido, de descrifar el código detrás del misterioso lenguaje del erotismo. En viñetas oscuras, este artista logró contener los silencios, los movimientos sutiles, toques inesperados, cuerpos desnudos, gemidos repentinos y la tensión que se genera en estos lugares cerrados en donde la dinámica es adoptar la conducta de predador, o de presa. Mientras, las situaciones retratadas se resguardan en la ambigüedad interpretativa, en la seguridad fantasmagórica de sus protagonistas. El resultado es un documental que se va mitificando a medio camino entre la realidad y la ficción, una proyección atemporal de la intensa vida nocturna de la ciudad de México.

© Omar Gámez

© Omar Gámez

¿Cómo nació la idea de trabajar en los cuartos oscuros y en qué año iniciaste?

La idea surge de la curiosidad por encontrar lugares cada vez más oscuros que el negro. Un amigo me llevó por primera vez a un cuarto oscuro y quedé impactado de las dinámicas de interacción ahí adentro. El trabajo lo realicé del 2003 al 2004, y cerré el tema realizando un video también.

© Omar Gámez

© Omar Gámez

¿Qué proyectas en esta serie de fotos?

De entrada se proyecta una situación de misterio y sugerencia por los cuerpos y situaciones que no precisamente se denotan sexuales. También alude al medio fotográfico como un reto al tratar de hacer fotografías en lugares donde no hay luz. La parte interesante también es la que alude al lenguaje cinematográfico en imágenes fijas.

© Omar Gámez

© Omar Gámez

Considero que más que de una estética, The Dark Book nos habla de nosotros mismos, de cómo nos comportamos sexualmente, del predador y la presa, como si fuera una especie de documental… ¿Qué piensas tú?

Creo que maneja ambas, pues al hacer uso de un acabado en blanco y negro y fotos desenfocadas o poco nítidas, conllevan al espectador a pensar distintas cosas, entre ellas a ubicar el espacio donde se realizaron las fotos, y como espectador, ubicarte frente a eso. El trabajo es documental al menos en su proceso de producción, aunque al final la estética dispara hacia otros lados, como el uso del cine, el límite acerca del uso de la fotografía, y claro, el contexto de los lugares. The Dark Book me interesa presentarlo como otro forma de interacción humana en donde la debilidad y el deseo son cómplices.

© Omar Gámez

© Omar Gámez

El misterio, el accidente y el instinto son tres elementos que nutren esta serie. ¿Qué otros agregarías tú?

La ambigüedad es otro de ellos: los lugares pueden ser percibidos como fiestas privadas o casas particulares, una reunión de amigos. Algunas personas me han mencionado que lucen como cárceles, también es válido.

© Omar Gámez

© Omar Gámez

¿Qué temas te interesan como fotógrafo?

Siempre trabajo sobre el cuerpo y su relación con los contextos. A veces me interesa fotografiar nudistas y hago uso de la luz y el color de las pieles para hablar del cuerpo desde otro puntos de vista, pero siempre el cuerpo. Me siento muy cómodo trabajando con amigos y fotografiándolos.

© Omar Gámez

© Omar Gámez

¿En qué te encuentras trabajando ahora?

Estoy realizando el Proyecto M, que consiste en fotografiar a hombres -desconocidos en su mayoría-, en el hotel en que se hospedan o en sus propios espacios privados. También estoy incluyendo autorretratos que hasta el momento son los que me interesan más por la carga personal que proyectan; éstos desconocidos son los que me hacen las fotos.

Enlace: www.omargamez.com

No Hay Más Artículos