El silencio de una habitación o bien de un bucólico paisaje bañado por la tenue luz de invierno, son algunos de los escenarios que abundan en el evocador portafolio de la fotógrafa autodidacta Olga Valeska (20). Extremadamente pictóricas, las imágenes de esta joven francesa reflejan un alma romántica, perfeccionista, inquieta y llena de vitalidad. Y es que ella es su propia musa en estos fotogramas estáticos plagados de surrealismo. Un caleidoscopio de ideas y pequeños trozos de su ser expuestos a modo de autorretratos que parecen sacados de una época pasada, tiempo que quisimos recorrer con ella en esta entrevista.

© Olga Valeska - "L'Empire de l'Aurore"

Olga, ¿cómo nace esta fascinación tuya por la fotografía?

En realidad, yo siempre he sentido la necesidad de expresarme, de crear mi propio universo. Inicialmente estaba más interesada en el dibujo, la escritura y la escultura, pero estas formas no me satisfacían por completo porque solía rotar entre una y otra sin poder manifestar plenamente mi sentir. Hace algunos años descubrí la fotografía pero sólo este 2012 comprendí el fantástico medio de comunicación que es. La fotografía me permite combinar todas mis pasiones, actividades artísticas e intereses para así sentirlos más unificados. Resultó ser una forma única para expresar mis sueños, ideales y cuestionamientos.

© Olga Valeska

¿Sientes que como fotógrafa has logrado encontrar un estilo definido?

Es difícil responder a esta pregunta, pues no sé si tengo un estilo, por lo menos no estoy tratando de tener uno en particular. En realidad, no quiero crear ninguna impresión, ni dar razones respecto a mi trabajo. Algunas ideas y fotos aparecen en mi mente sin saber cómo o por qué. Se refieren más a lo inconsciente, un área donde la razón no tiene lugar y se excluye toda forma de racionalidad. Estoy interesada en la extrañeza, la dualidad, el misterio, cualquier cosa que esté fuera de nuestro entendimiento, cualquier cosa que nos trascienda.

© Olga Valeska - "The Russian Ballet"

¿Cuál sería tu enfoque al momento de explorar el subconsciente a través de la imagen?

Mi enfoque es muy específico, basado en un ejercicio de introspección profunda. En mis fotos trato de ser lo más cercana a mi misma y mi inconsciente. Es un viaje dentro de mí, donde descubro nuevos lugares cada día. Lo que revelo en mi fotografía es también mi visión de este mundo que trato de explorar y entender. Durante mucho tiempo he estado satisfecha con la realidad. Me gustaría dar un sentido a la existencia y ésta es mi manera de hacerlo. Tomo fotos para mostrar al mundo que me encanta y que lo odio a la vez. Primero para sublimarlo trato de mostrarlo grandioso, y luego por oposición generar un universo completamente distinto.

© Olga Valeska

De allí surgen entonces estas fantasías barrocas que componen tu portafolio, imágenes de las que también eres protagonista. ¿Qué opinas de los autorretratos?

Creo que los autorretratos son una muestra de amor por la soledad. Necesito la soledad para crear, ya que ella es la que me dio el deseo de hacerlo. Tengo que entrar en mí misma para llegar a mi realidad. Pero, por sobre todo, me gusta crear fotos para transformarme, mostrar todas las facetas de mi personalidad y convertirme en la protagonista de mis propias ficciones.

© Olga Valeska - "L'éloge du silence"

¿Qué tan complejo resulta realizarlos?

El autorretrato no es fácil. Técnicamente no es practico, hay algunas puestas en escena complicadas que en realidad no se pueden hacer solo, así es que a veces se estrecha el campo de posibilidades. Existen también otras dificultades, como lidiar con la nitidez de la foto. Además es frustrante no ver la imagen que estamos dando. Pero con paciencia e ingenio podemos lograr cualquier cosa. Por último, yo diría que la dificultad no radica en el aspecto técnico, el verdadero reto es tratar de ser olvidado como tema principal para no caer en el narcisismo, para cruzar la barrera del cuerpo a las ideas y mostrar la vida interior.

© Olga Valeska - "Danse avec le silence"

De todos ellos, ¿tienes uno predilecto?

Todos son diferentes y fáciles de recordar porque forman un todo. Trato de definir mediante la captura aquellos diferentes aspectos de mi personalidad. Cada imagen también es un elemento de un autorretrato.

© Olga Valeska - "L'Automne m'appelle"

¿Y del resto de tus trabajos?

Creo que la foto que no se ha hecho. Y espero que nunca sea. Tal vez estoy tratando de tomar la foto perfecta para mí, es decir, la imagen que va a ser capaz de decirlo todo. Pero aquí, es la investigación en sí la importante. Porque si no tengo ninguna meta en mi vida, no tiene sentido, no soy nada…

© Olga Valeska - "L'Ange d'hiver"

Anteriormente habladas de la técnica, ¿qué rol cumple ésta detrás de tus proyectos?

En realidad, el aspecto técnico de la fotografía no me interesa en absoluto. Hace dos meses todavía estaba trabajando sin trípode. Fue un momento difícil, muy rico en creatividad porque me obligó a encontrar consejos para lograr lo que quería. Ahora, estoy tratando de centrarme más en la idea que en la técnica. Para mí, la fotografía es sólo una manera de transmitir conceptos, filosofía. Para mis ojos, es la idea lo importante aquí y no la técnica.

© Olga Valeska - "Le Dahlia Blanc"

¿Qué tanto utilizas Photoshop?

No mucho. La mayor parte del trabajo es antes del rodaje, la puesta en escena, el vestuario, el cabello y el maquillaje. Pero el proceso es todavía una manera más de expresarme, sobre todo mi gusto para transformar la realidad en algo mío y especial.

© Olga Valeska - "Un coeur en hiver"

¿Qué nuevas apuestas tienes en mente?

Siempre tengo un montón de ideas, demasiadas tal vez, y muy desordenadas-, pero no un proyecto en particular. Mi trabajo se basa en la improvisación, trato de no quedar atrapada en las ideas preconcebidas y dejar que la imaginación fluya, pues así es como llego a las cosas más interesantes, creo.

Enlace: www.olgavaleska.blogspot.com

No Hay Más Artículos