Un trabajo cargado de sutilezas es lo que nos presenta el prolífico y reconocido fotógrafo chileno Nacho Rojas, quien en cada una de sus imágenes deja clara su fijación por los objetos y la belleza. Siempre atento a las últimas tendencias del cambiante mercado de la moda, e impresionado con la amplia gama de estilos que día a dia surgen o renacen desde el pasado, Nacho ha sabido dar rienda suelta a su creatividad rompiendo los patrones estéticos a los que estamos tan acostumbrados en la fotografía de moda chilena.

Su excelente selección de encuadres y tonalidades, han hecho de su propuesta un imperdible para los amantes del arte y la moda, transformándose en un nombre reconocible dentro de la fotografía publicitaria y editorial para marcas como Americanino, Levis, Converse, Nike, Adidas y Sedal o revistas entre las que destacan, Paula, ED, A dos puntos, One Book, Catalogue -Argentina- y Vogue Latinoamérica, entre otras.

“Mis días de trabajo no son nada normales, me rodea gente bastante más flaca y alta que el promedio y ropa que no es ropa, algo que es bastante ridículo, lamentablemente he perdido el asombro ante esto, creo que tengo que recordármelo más”, nos cuenta al iniciarse esta conversación.

Nacho, volviendo al pasado, ¿recuerdas cuál fue tu primera cámara?

Me acuerdo que a los 13 años empecé a usar una Canon de mi papá, solía fotografiar a mi hermana y a mi familia, y en esa época, también a mí mismo. A los 14 me regalaron una cámara y logré estudiar fotografía con gente mucho mayor que yo, a compartir imágenes, locaciones y datos técnicos.

Qué rescatas de dicho aprendizaje…

Me permitió conocer un amplio espectro de gente y situaciones que han desencadenado lo que hoy soy.

Cuál sientes es el mayor aporte que te ha entregado tu profesión como fotógrafo…

El acceso a gente y a lugares que normalmente no conocería.

¿Y lo más complejo?

Lo peor, diría que el dolor de espalda.

¿Cómo es el estilo de Nacho Rojas?

Mi estilo es meticuloso y el resultado final acorde a estándares internacionales. Suelen decir que mi trabajo no parece chileno…

Y qué inspira este portafolio tan elegante y lleno de contrastes…

Soy básicamente un retratista, así es que me inspira mucho la gente y tantos artistas que no sabría por dónde partir…

¿Qué aspecto es el que más cuidas durante una sesión?

Como cada sesión es tan diferente, en general trato de mantener la calma y la comodidad dentro del equipo de trabajo.

Hablando de tu equipo, ¿nos podrías contar cómo ha sido la experiencia de trabajar con la productora de modas Natalia Schwarzenberg?

Con Natalia nos conocemos hace años, fue amor a primera vista, nos conocimos trabajando y manejamos los mismos intereses, gustos y referentes estilísticos. Además es una gran amiga.

Pensando en tu éxito y en la posibilidad que has tenido de trabajar para grandes marcas y publicaciones nacionales, ¿qué nuevos talentos destacarías en Chile?

La escena actual se ve muy prometedora, he visto el trabajo de otros fotógrafos jóvenes muy talentosos como Álvaro Puentes, Foch, José Moraga y Paolo Remedy, por nombrar a unos pocos.

Al parecer eres muy riguroso y detallista en cuanto a tus proyectos publicitarios y personales. En paralelo, ¿qué exiges de ellos?

En mi trabajo en moda y publicidad el mayor desafío es generar una imagen que combine la efectividad comercial y el valor estético, mientras que en mi trabajo personal el reto es generar un aporte nuevo y original a lo ya existente.

¿Qué te motiva a nivel más íntimo diariamente?

Mi relación de pareja

¿Qué tipo de proyectos te quitan el sueño por estos días?

¡Muchos proyectos! Grandes y pequeños, en su momento te cuento…

Enlace: www.nachoynatalia.cl

No Hay Más Artículos