Mikael Ramirez es un personaje multifacético que se pasea con total libertad entre disciplinas como la música, la literatura, el dibujo, la pintura y la fotografía. Mikael nació y se crío en Tucson, Arizona, una pequeña ciudad que si bien no es exactamente la capital fashionista del mundo, ha jugado inconscientemente un rol trascendental en su vida. Allí se dedica a practicar sus hobbies favoritos entre los que figuran la filosofía, la tecnología y la búsqueda de comida increíble además de una buena partida de billar y eternas sesiones de Galaga, el clásico videojuego de comienzos de los ochenta. Mikael toma su café, revisa las noticias y cuando la cafeína lo golpea sale a correr…más tarde se da el tiempo de responder esta entrevista.

Mikael, ¿qué te cautivó de la fotografía?

La fotografía siempre ha sido una curiosidad para mí. ¿Quién no ha agarrado una cámara y ha tratado de captar un momento de la vida? Yo lo hice, pero no fue hasta un par de años atrás, cuando me decidí realmente a aprender cómo sacar fotos. Así es que me compré una cámara real, una digital SLR, agarré algunos libros y comencé a estudiar. Probablemente tomo todo demasiado en serio, pero lo que más disfruto de la vida es aprender vorazmente…

¿Crees que esta disciplina fue sólo una progresión natural de tus intereses artísticos?

Ser un artista es genial en cualquiera de sus medios. Veo la fotografía como otro formato para expresarme a mí mismo: el desafío de ser capaz de capturar un momento y transmitir emociones a través de imágenes. Lo mejor es cuando veo que alguien se conecta con mis fotos, porque estoy compartiendo algo de mí mismo.

¿Cómo cultivaste tus conocimientos en cuanto a técnica?

Nunca fui a una escuela de fotografía o tuve un mentor, la gente tiene caminos diferentes y yo todo lo que he aprendido lo he hecho por mí mismo. Aprender a través de los otros probablemente hubiese sido un poco más lento para mí…

¿Crees que tu línea estética es una extensión de tu carácter?

Yo diría que mi estilo es muy parecido a mi personalidad. Complejo, detallado, orientado, contradictorio e incluso un poco dramático y sutil. En el momento que trabajo intento dar a cada imagen la mayor sensualidad posible.

¿Es una decisión estratégica que tu portafolio esté básicamente ligado al mundo de la belleza y la moda?

La moda para mi es arte, al igual que todo lo hermoso y creativo. No se trata de lo que es catalogado como “estar de moda”, es acerca de decir algo y la forma en que lo haces. Las posibilidades son infinitas sólo debes contar una historia.

Cuéntame, ¿cómo organizas las etapas de post producción y retoque?

Separo ambos procesos. Para mí, la post producción es el primer paso en la génesis de una imagen, el método que usas para equilibrar los colores y el contraste. El retoque va por otro lado. Está todo en el fotógrafo, a algunos no les gusta que sus imágenes sean retocadas. En mi caso, disfruto retocando, soy muy detallista, porque para mí el retoque es notable como paso final.

¿Y quiénes te inspiran en tu cotidianidad?

La gente que se apasiona por lo que aprende y pone su esfuerzo más sincero en ello son quienes me inspiran tanto en mi trabajo como en la vida. Mis fotógrafos favoritos parecen comunicar esta sensación a través de sus fotos y eso es lo que yo espero que hagan las mías también…

Tus modelos, ¿cómo las obtienes?

Desde las agencias. Las agencias tienen sus propios requerimientos y mis parámetros están basados en el look que necesito para cada proyecto.

¿De qué manera pueden contactarte?

Todos quienes quieran tomar contacto conmigo, pueden hacerlo a través de mi e-mail blurri(at)gmail.com

¿En qué ideas estarás trabajando durante 2011?

¡Definitivamente estoy muy entusiasmado con este nuevo año! Mis planes futuros y proyectos van todos de la mano. Mientras más trabajo, más se refina mi book y logro más editoriales. Así es que estos meses estaré concentrado en un par de nuevas editoriales y comenzando un proyecto personal que será algo diferente a lo que he experimentado hasta ahora en el ámbito de la moda.

Enlace: www.mikaelramirez.com

No Hay Más Artículos