Tras estudiar Diseño de Indumentaria en la ciudad de Rosario, Argentina, donde vivió hasta los 25 años, Milos Nasio a.k.a Maylus, hizo de su experiencia en lo textil una forma de crecer humana y profesionalmente en Buenos Aires, donde trabajó como vestuarista en comerciales para el exterior. Tal fue su amor por la moda y las imágenes que tomó varios cursos de fotografía, retoque digital e iluminación con el fin de experimentar las diversas ramas de su carrera. Fue entonces cuando varios caminos se abrieron y Maylus simplemente se dejó llevar. Hoy lo encontramos en Barcelona, España, recordando todos aquellos momentos que se conectaron para dirigirlo a estas tierras, desde donde nos concede esta entrevista.

Maylus, sabiendo que la moda y la fotografía son los ejes principales en los que te mueves diariamente… ¿cuándo asimilas ambas disciplinas?

Viví experiencias laborales que me fueron abriendo la visión hacia diferentes carreras, pero  todo se conectaba al campo de la moda, sobre todo la fotografía… ahí encontré otro ángulo, y otro proceso, que en sí me apasiona.

Qué hay de tus recuerdos, siempre hay algo en nuestra niñez que nos conduce a una labor determinada, ¿no crees?

Claro, cuando era chico,  mis padres me mandaron a una escuelita de arte y música, recuerdo mis vacaciones con amigos y con la familia, también los viajes de placer. En sí cada recuerdo está ligado a mis gustos, mi estética. La educación sea de la forma que sea, es muy importante. Pero vale resaltar que todo está en uno.

Cuáles son los beneficios de tener un doble oficio, en este caso el de diseñador-fotógrafo…

Creo que puedo ir más detalladamente hacia lugares donde sin esa experiencia no existiría. Puedo enfocarme inconscientemente y lograr un resultado más amplio. Me gusta estar presente en cada detalle, pero tampoco vivo en la preproducción, sino que me siento seguro de probar y hacer, de ganar experiencia y desarrollar cosas nuevas. De poder además de sacar las fotos, editarlas, lograr el estilismo y elegir las locaciones. Es algo que me hace sentir muy lleno. Me encanta.

Sin duda una dualidad con un gran punto a favor…

¡Un punto a favor muy amplio!. No me imagino viviendo sólo como diseñador, sin haber pasado por todo este terreno y por saber todo lo que en él me falta. Son perfectas compañeras, y lo más importante, me entretienen.

En cuanto a textiles, trabajas en vestuario para cine y publicidad, ¿en qué momento produces dichos diseños?

Desarrollo una tirada anual a fin de año, un resumen personal donde puedo gozar del proceso de diseñar, jugar y concretar en el mundo de lo textil.

Por qué dirigirte a un público masculino…

Prefiero la moda masculina, porque la entiendo mucho más. Porque el proceso es más simple y se puede producir con el modelo y vos.

¿Qué elementos sientes que inspiran tu trabajo diario?

Me inspira todo lo que veo, de hecho mi única memoria es visual. Me gusta mostrar mi estética y poder transmitir lo que siento, lo que me es normal, lo que juega conmigo y más que nada lo que me hace sentir yo mismo.

Qué rol juega la fotografía en este sentir…

La fotografía es el color y la luz de mi visión, en lo sentimental y en lo mental. Hoy en día se lleva todos mis tiempos y le dedico mis sueños.

En el set, ¿qué tan trascendente es tu vínculo con tus modelos?

La verdad es que me guío mucho por el modelo. Provocan en mí lo que después logro reflejar. No organizo ni preparo mucho, soy más de ver el shoot terminado y ahí observar que camino agarrar.

Y en cuanto a edición…

Me encanta editar, Photoshop es una herramienta que me acompaña muchísimo. No discuto sobre lo analógico o lo digital, no comparo marcas ni sinceramente me muevo por lo técnico. Logro lo que está en ese momento, lo muevo, lo transformo y sale.

Durante estos últimos años has tenido un gran contacto con la industria visual internacional…

Así es, el círculo es chico, y ese es un gran problema. Hoy en día la tecnología logra que todos los artistas puedan mover sus trabajos por todo el mundo. Así mismo el trabajo monetario cada vez es más difícil, pero en cuestiones de crecimiento educativo cada vez es más amplio.  Todo está muy unificado, pero sé que cada artista puede adaptarse y moverse en el mundo, para encontrar la armonía en todos los elementos de la vida.

Y ahora que resides en España, ¿cómo se da este desarrollo? ¿Es equilibrado?

Acá en España todo es absorbido por lo externo. Las cantidades de culturas hacen que todo sea como un gran batido. No logro encontrar distintas formas de desarrollo, pero si en la forma de vida. Eso hace que el objetivo se cumpla más rápido y la calidad de vida sea justa.

Hay mucha intensidad en tus proyectos, ¿hay alguno más o menos importante para ti?

Cada uno me fue muy importante. Todos fueron vividos con mucha intensidad y los sentí como números tachados en el almanaque. Hoy en día poder estar en España, hacer producciones de moda, publicar y ampliar mi portafolio, es una gran meta cumplida, que me recarga de energía y me prepara para mucho más. Le dedico y siempre agradezco hacia adentro mio, a mis amigos y sobretodo a mi familia.

Estarás de nómade estos próximos meses…

Quiero seguir viajando, en todos los momentos que pueda. Sigo generando contactos, y nunca perdiendo el enfoque. Tengo muestras por delante y producciones organizadas. Voy caminando al ritmo de mi energía, al ritmo de mi imaginación…

Enlace: www.milosnasio.tumblr.comwww.flickr.com/photos/maylus

No Hay Más Artículos