Maykel Lima, considera que la fotografía es tan sólo una parte del abanico de posibilidades de expresión creativa a la que se ve expuesto a diario. Cree en la libertad de hacer y deshacer; de trabajar como todo el mundo, tomando riesgos, experimentando. Y lo hace a su manera. “Cada día me prostituyo como diseñador gráfico, sometiéndome a eternos y constantes cambios por parte del todo poderoso cliente, que se empeña en alargar mis jornadas hasta su cena…”, nos cuenta desde su estudio en Tenerife, Islas Canarias. Por eso cada vez que puede busca “tiempo”, un elemento preciado en estos días que le da la posibilidad de hacer lo que le gusta entre los muros de su taller, frente al computador, con la cámara de fotos o con algún bote de spray haciendo camisetas.

Maykel, ¿qué tipo de trabajo abarcas en tu estudio y cuál es tu preferido?

Diseño gráfico, ilustración, foto y video – Mi preferido es un híbrido entre foto y video.

En cuanto a la fotografía, ¿cuándo despierta esta necesidad tuya de captar imágenes?

En la escuela de arte, mientras estudiaba gráfica publicitaria, tenía la asignatura de fotografía y me enganché. Empecé con analógico y los oscuros líquidos del laboratorio, pero pronto me pasé al plano digital, dónde me sentí mucho más cómodo. A partir de aquí seguí aprendiendo e investigando de forma autodidacta, asistiendo también a uno que otro taller.

Siendo la técnica digital tu fuerte, ¿cómo te enfrentas al proceso creativo?

En muchas ocasiones el proceso creativo se ve reducido a un acto reflejo provocado por una imagen, momento, olor o sonido. En otras, impera la razón y el tiempo de maduración. En este caso el proceso va de la cabeza al papel en forma de frases o rayas. Rebota en la voz crítica y constructiva de mi socia y por último se hace realidad o se queda en un simple pedo mental…

¿Qué cosas, sensaciones o experiencias estimulan tu trabajo diario?

Me inspira verla respirar cuándo no sabe que la estoy mirando.
Me inspira todo lo que nadie quiere ver.
Me inspira el olor de las fotos que imagino.
Me inspira la descomposición visual.
Lo que no gusta, a mí me encanta.

¿Te gustaría transmitir una emoción específica en tus fotografías?

Sólo dejarme ver a través de lo que hago.

De todo tu portafolio, ¿tienes alguna serie favorita que reclame su supremacía?

La foto que destacaría de mi trabajo es una que lleva por título “Arure” (es una fotografía de un retrato fotográfico, de los años 30, enmarcada en madera y colgada en la pared bajo una débil luz de bombilla antigua). En esta imagen capto varias cosas, la visión del fotógrafo que hizo la instantánea y a mi antepasado que posa para perderse en el tiempo. Con todo ello compongo y creo una imagen limpia, de contraste cálido y frío con olor a añejo en el centro.

¿Alguna anécdota durante su realización?

La anécdota fue descubrir mi tatara-parentesco con el personaje de la foto.

Qué reflexiones surgen en torno a la realización de un proyecto de este tipo…

Fotografiar composiciones de elementos sin vida es un formato experimental para mí. Me interesa seguir desarrollando mi lectura de este tipo lenguaje.

Pensando en el resto de tus sesiones ha llamado mucho mi atención SERes?, ¿cómo nace esta idea?

De la necesidad de cumplir con un encargo. Me pidieron fotografiar a cinco personas en una sola imagen. Después de plantearme las posibles opciones que iban desde el foto-postureo al collage, decidí experimentar con la fusión y mezclarlos a todos en una sola persona de aspecto imposible, pero real. Entonces cree lo que decidí llamar un SER, añadiéndole posteriormente un es?, preguntándome si por ser se es SERes?

Toda esta irreverencia tuya también se traslada a Puticlub. ¿Qué nos podrías contar de esta apuesta?

Creo y dirijo este proyecto experimental junto a Flextatowa en 2009. Es una publicación visual de creadores y artistas que persigue la motivación y divulgación de sus colaboradores. Es autofinanciada y su nombre es un orgulloso lamento a nuestro día a día, dónde todos somos un poco putas…

¿Tienes algún proyecto en curso?

Mi proyecto más inmediato es crear una publicación digital de fotografía contemporánea en colaboración con ella.

¿Te proyectas como fotógrafo?

No me proyecto como fotógrafo, prefiero hacerlo como creador y oportunista que hace fotos, de esta manera amplio mis opciones y posibilidades de acción.

Para terminar, qué escuchas, lees y visitas por estos días…

Una canción de Patrick Watson (Tracy’s Waters); leo “El don de Vorace” de Félix Francisco Casanova y visito el Dcafé en La Laguna, Tenerife.

Enlace: www.maykellima.com

No Hay Más Artículos