Marije Kuiper captura en su obra rostros e instantes de una forma única y auténtica que trasciende la historia personal y universal, dejando en evidencia las implicaciones sociales que posee la fotografía en la vida cotidiana. Su proyecto “Vinkega” se origina en el pueblo del mismo nombre donde Marije vivió sus primeros años en la década de los ochenta. “Es el lugar que dejé hace diez años para empezar una nueva aventura con mi gran amor de infancia. Vinkega se hizo pequeño para mí, con poco qué hacer y ofrecer. Y era hora de decirle adiós”, nos cuenta.

© Marije Kuiper - Proyecto "Vinkega"

Pero un cambio en la vida personal de Marije hizo que regresara a Vinkega en 2009, y desde entonces miró el pueblo con otros ojos. Cada rincón había cambiado, tanto o más que ella. Nuevos residentes, de todas las latitudes del país habían decidido radicarse en estas tierras y las llamaban su hogar. Fascinada con todas estas identidades que hacían eco en su interior, Marije se entregó a la idea de retratar sus historias reunidas en este singular proyecto del que conversamos a continuación.

© Marije Kuiper - Proyecto "Vinkega"

Antes de hablar de un proyecto tan interesante como “Vinkega”, me gustaría que nos contaras sobre tus primeras experiencias en torno a la fotografía. Por ejemplo, ¿hubo algún momento radical durante tu infancia que marcara este camino?

Según recuerdo mi madre tenía una vieja cámara analógica y cuando yo era una niña a ella le encantaba tomar fotos en ocasiones especiales. Una vez visitamos el zoológico, saqué la cámara de su bolso y tomé fotos de todos los animales. Cuando el rollo de película fue desarrollado la mayor parte de las imágenes eran inútiles, porque siempre había un trozo de mi dedo en el lente. Mi madre encontró muy cara la idea de dejarme jugar con su cámara, pero cuando cumplí dieciséis años mis padres me regalaron una y todo lo que hice fue retratar a mis amigos. Lo mejor era que podía hacer tantas fotos como quisiera, pero también debía trabajar los fines de semana en un snackbar para poder pagar los costos del revelado.

© Marije Kuiper - Proyecto "Vinkega"

¿Y cuando llegó la hora de elegir una carrera?

Bueno, después de la escuela secundaria estudié diseño gráfico en la Cibap. Me licencié, pero quería desarrollar mis habilidades y llevarlas al siguiente nivel así es que me decidí a estudiar en la Academy of Pop Culture. Allí tenía una hora en la semana clases de fotografía y el resto del tiempo me centré en el diseño y la conceptualización gráfica.

© Marije Kuiper - Proyecto "Vinkega"

Fue en tu último año donde te atreviste a elegir la fotografía como medio para contar tu historia. ¿No?

Así es y me gradué en septiembre de 2010 con el proyecto “Vinkega” en el que retraté a todos los residentes de mi antiguo hogar, una pequeña aldea en el norte de los Países Bajos.

¿Por qué elegiste tu pueblo como materia de investigación?

Estaba intrigada por las diferentes personas y sus historias y traté de captar la forma pura y auténtica de la vida de casi todos los residentes de Vinkega, tanto en imágenes como a través de palabras. Los habitantes que siguen a su corazón, se atreven a optar por vivir sus sueños, y al mismo tiempo, aprenden a vivir con las cosas radicales que también forman parte de la vida. Al mirar a la gente de Vinkega siento una enorme conexión con ellos…

© Marije Kuiper - Proyecto "Vinkega"

Una conexión que se ve reflejada en un libro…

Claro, todas las imágenes han sido publicadas en un libro de 300 piezas que acaba de salir. Fue una revelación para mí, algo que me impulsó a seguir haciendo fotos. De hecho, después de mi graduación hice una pasantía con un fotógrafo holandés para conseguir más experiencia y conocimiento. Podría decir que desde enero de 2011 soy una fotógrafa independiente autodidacta y me encanta…

© Marije Kuiper - Proyecto "Vinkega"

Entonces, dirías que esta disciplina también ha sido para ti una forma de autoconocimiento…

Puede ser, ya que como persona a veces me resultaba difícil decir lo que pensaba, porque no quería lastimar los sentimientos de la gente. En cambio como fotógrafa, hoy puedo mostrar cómo veo el mundo y dejar espacio para la propia interpretación del espectador. Mis imágenes vienen a menudo con una línea de texto, que puede otorgar un aspecto diferente a lo que ve. Todo el mundo tiene una historia, una razón por la que son quienes son, o actúan de la manera en que lo hacen.

© Marije Kuiper - Proyecto "Vinkega"

Y cómo sientes que es hoy la fotografía de Marije Kuiper…

Integra, observadora, auténtica y con un gran sentido del humor.

¿Qué inspira tu imaginación por estos días?

La idea de capturar a la gente en su propio entorno, donde pueden ser ellos mismos, puros y auténticos, personajes que se atreve a perseguir sus sueños. Ellos me inspiran y me animan a seguir persiguiendo los míos.

© Marije Kuiper - Proyecto "Vinkega"

En cuanto a edición, ¿utilizas Photoshop?

Me gusta mantener mis imágenes puras. Pero nunca una imagen sale de mi equipo sin ver Photoshop. Para mí es el broche de oro.

© Marije Kuiper - Proyecto "Vinkega"

¿Cuáles son tus próximos pasos?

Veo lo que viene en el camino, y mientras tanto estoy ocupada tratando de investigar todos los diferentes tipos de trabajos fotográficos y experimentar lo que más me gusta. Mi interés se acaba de despertar, así es que estoy empezando a mirar a mi alrededor lo que está pasando en mi país en el campo de la fotografía. Hay un montón de apoyo a la fotografía documental, múltiples iniciativas y diferentes concursos en los que se puede solicitar un subsidio para trabajar en cualquier proyecto.

© Marije Kuiper - Proyecto "Vinkega"

Tu participación en el colectivo “Shoot Me 10 Times es sin duda un buen comienzo…

Absolutamente, veo “Shoot Me 10 Times” como una manera fantástica de hacer un trabajo libre y de tener una plataforma en la que mis imágenes se puedan mostrar. Creo que es una gran fuente de inspiración el hecho de que diez mujeres diferentes en todo el mundo fotografíen pensando en el mismo tema, pero todas con un estilo propio. Me gusta ver cómo esas miradas se traducen en imágenes.

Enlace: www.marijekuiper.nl

No Hay Más Artículos