La historia del diseñador y fotógrafo chileno Mariano Mancilla es una llena de contrastes, al igual que su obra: elegante, minimalista y fluida. Su día parte temprano, desayuna y luego da rienda suelta a su creatividad generando diseños que desde hace tiempo rondan en su cabeza. Paso a paso las ideas se liberan, se entretejen y él simplemente se deja llevar; lo hace lo más rápido posible para dedicar el resto del día a su gran pasión: la fotografía. Cuando queda tiempo se dedica a navegar a través de la red alimentándose de nuevos conceptos que recopila en su blog Nice Assets, un escaparate para campañas de marcas internacionales, editoriales, diseño de autor, entre otras interesantes tendencias del mercado de la moda y las artes visuales. “Veo referencias todo el día, me gusta enterarme de lo que pasa en los medios especializados y lo nuevo en el campo del diseño independiente. ¡Soy un fanático de la información!”, nos cuenta desde su departamento en Santiago de Chile, mientras suena de fondo una de sus favoritas: Billie Holiday.

Mariano, tu bagaje como diseñador, ¿crees que ha sido un plus a la hora de desempeñarte como  fotógrafo?

Tener un background en este ámbito me dio muchas herramientas que han sido de gran ayuda para desarrollar proyectos en fotografía. Por ejemplo, cómo manejar flujos de trabajo y procesos creativos, a definir primero el “qué” y luego el “cómo”. También a plantear ideas en forma clara frente a un grupo de trabajo y desde luego me entregó las herramientas técnicas básicas para el procesamiento de imágenes y su publicación.

Y cuándo se gatilla tu interés por la moda…

El ámbito de la moda me atrajo específicamente mientras estudiaba diseño y hacía un electivo de fotografía. Sin embargo recién hace un año decidí hacer de mi interés una opción seria y empecé estudiando retrato, figura humana e iluminación.

¿Sientes que todo puede convertirse en una inspiración?

Todo. Desde un video musical, un desfile, ver a alguna chica guapa en la calle o un look especial. Gracias a Internet el acceso a referentes interesantes es muchísimo mayor que antes y todo es válido.

Qué podrías contarnos sobre tu proceso de diseño, tu brainstorming personal…

Creo que los procesos dependen de si se trata de un proyecto especial para algún diseñador, marca o tienda en particular, con lineamientos claros a seguir y en base a los cuales trabajar, o si se trata de un proyecto más personal, como un trabajo editorial, en donde hay mucha más libertad para crear y proponer.

Pensemos entonces que se trata de la segunda opción…

En este último caso la verdad es que me he relajado cada vez más, creo que cuando haces realmente lo que te gusta o lo que simplemente tienes ganas de hacer, puedes lograr mucho mejores resultados que cuando planificas mucho. Sin embargo, hay que tener en cuenta también que si quieres publicar algo en un medio extranjero, en donde ya sabemos que el mercado es infinitamente más desarrollado, necesitas tener muy bien resueltos una serie de requerimientos en cuanto a la producción y que me han hecho mucho sentido, por lo cual estoy en una etapa en la que he replanteado mi forma de trabajo elaborando un nuevo checklist.

En este intento por reinventarte, ¿qué o quiénes influencian tu nueva perspectiva?

Me identifica mucho el estilo de Hedi Slimane, la fuerza y la belleza que le da a sus imágenes con recursos que parecen simples es fascinante. Me encanta la capacidad de Karl Lagerfeld de involucrarse en cada una de las etapas de sus proyectos. Las fotografías de estilo espontáneo de Mario Testino siempre me han llamado la atención. En cuanto a lo nacional me gusta mucho lo de Nacho y Natalia, Daniel Gil Rodrigo y el estilo de Pedro Quintana.

¿Ha sido una buena experiencia tu paso por agencias como Rebel, Elite, WO/MAN?

Hacer portafolios para agencias es muy bueno como proceso de aprendizaje y práctica, así como para difundir tu trabajo, pienso que es algo muy necesario…

Y en el caso de tu trabajo para diseñadores de vestuario independientes. ¿Cómo definirías esta conjunción moda + fotografía?

En relación al diseño independiente y a la fotografía, pienso que se da una instancia de colaboración muy importante, sobre todo en un mercado tan pequeño como el nuestro. Es algo muy positivo para ambas partes ya que constituye una plataforma creativa. Personalmente es algo que disfruto mucho y creo que es lo que me atrae del mundo de la moda: el trabajo detallista y en forma conjunta de un imaginario.

Hablando de editoriales, ¿qué desafíos enfrentaste en el desarrollo de “Pancora”? ¿Por qué elegir un paisaje como el de la VI región?

Descubrí la locación hace varios años y me enamoré del entorno y, a pesar de que por la distancia no pude contar con un equipo especial para make-up o producción, las imágenes finales resultaron como quería. Por lo mismo no me resultó difícil definir el estilo de la fotografía, el look y lo que quería expresar. Además, Franco -como modelo- aportó muchísimo.

“Black Soul” es una idea bastante diferente… ¿quiénes colaboraron en ella y cuál fue el núcleo conceptual de esta propuesta?

Marcelo Bhanu estuvo a cargo del make-up y el pelo, y Sofía Izquierdo participó como modelo. Tenía una idea clara de lo que quería, pero todo se potenció mucho más con el trabajo de Marcelo, que además llevó el concepto a una dimensión más animal y orgánica, lo que me gustó mucho. Sofía fue fantástica, cuando verbalicé lo que quería y ella hizo la primera pose… me mató.

¿Satisfecho con ambos resultados?

Creo que en las dos sesiones se lograron imágenes de composiciones limpias en donde la fuerza se da mediante la expresión. Apelan claramente a la emotividad.

¿Sientes que el mercado chileno está considerando la fotografía y la moda como una forma de consolidar sus marcas y generar cercanía e identidad?

Actualmente, me parece que a nivel nacional existe un buen producto. Sin embargo, creo que debiera ampliarse el medio, hecho que aparentemente ya está ocurriendo con la reciente aparición de nuevas agencias y productoras, pero falta mayor consolidación. Creo que en estos últimos años han están pasando cosas entretenidas y positivas para el medio, las marcas se están involucrando mucho más y están utilizando la moda como una herramienta de marketing, lo cual favorece mucho a la escena, pero evidentemente aún estamos en un proceso. Me encantaría ver mayores medios impresos y plataformas de difusión como ésta, para realmente crear moda en Chile. De todas maneras hay que reconocer los avances…

Y los hay, pero como en todo rubro hay que destacarse entre la masa, sobre todo cuando se es independiente. ¿De qué crees que ello depende?

De tu nivel de contactos, de si estás en el momento y en el lugar adecuado, más allá del talento que alguien pueda tener, lo cual hace que la inserción no sea una tarea fácil. El hecho de que el medio sea tan reducido hace que la competencia también sea muy fuerte y a veces se tienda mucho a lograr cosas por medio de las relaciones personales, por interés, que debo decir me molesta mucho, pero como ya dije eso no es nada nuevo. Personalmente, prefiero lograr cosas a partir de lo que yo mismo puedo hacer. No hay mejor fama que la que te haces por medio de tu propio trabajo.

¡Y tú no paras de producir! ¿Cómo te proyectas profesionalmente? ¿Seguirás fusionando moda, fotografía y diseño?

Por el momento lo que me interesa es poder seguir definiendo mi estilo, creo que es algo que siempre debe trabajarse, así como también continuar mostrando lo que puedo hacer.  De acá a un tiempo me encantaría poder dedicarme solamente a la fotografía o bien involucrarme de alguna otra forma en el mercado de la moda. Es algo que me gusta muchísimo.

Enlace: www.flickr.com/photos/lituxwww.niceassets.blogspot.com

No Hay Más Artículos