El placer de capturar la vida cotidiana se hace presente a lo largo del portafolio de la fotógrafa mexicana Mariana García, una mujer amante de su mundo, su gente y sus mascotas. Con sueños y metas bastante claras, Mariana estudió diseño gráfico y publicitario en el Centro de Estudios Superiores de Diseño de Monterrey (CEDIM); no obstante su inquietud por la fotografía ganó terreno, descubriendo al mismo tiempo su vocación y desafiando a través de su talento conceptos preconcebidos gracias a una estética a la vez ingenua y romántica.

© Mariana García

Mariana,¿cuándo te acercas a la fotografía y cómo aplicas tus conocimientos en materia de diseño gráfico al terreno compositivo?

Desde chica tenia inquietud por la foto, pero jamás pensé que me podía dedicar específicamente a eso. Mis estudios de diseño han tenido un gran papel en mi carrera como fotógrafa, ya que adquirí una estética visual indispensable para poder lograr un buen resultado.

© Mariana García

Hoy, ¿qué te inspira cuando estás detrás del lente y qué emociones deseas traspasar al espectador mediante tus imágenes?

Me inspira principalmente la etapa de mi vida en la que me encuentre, tanto personal como profesional; la música también es una fuente de inspiración muy importante, las películas, la gente que me rodea, el admirar a otros grandes fotógrafos, mis recuerdos y la nostalgia por las cosas. No tengo una respuesta muy clara en cuanto a qué quiero transmitir con mis fotografías, pero podría decir que el efecto diferente que causa en cada individuo.

© Mariana García

¿Qué aspectos tienes en cuenta cuando se trata de armar un concepto y llevarlo a la “realidad”?

Bueno, mi proceso implica una serie de pasos que a veces varían, en ellos es trascendental saber para qué o para quién es el proyecto y por supuesto, qué información hay, a dónde se quiere llegar y que tipo de look se desea obtener. Por otro lado, la mayoría de las veces, hago un moodboard para tener un concepto y que éste no se desvíe de lo que se quiere lograr, y al mismo tiempo consigo estilista, maquillista, asistente, objetos y vestuario. Por último, disfruto la mejor parte: la edición, una instancia a la que dedico horas en mi escritorio oyendo música y dándole amor al proyecto para el toque final.

© Mariana García

Tu esposo, gran creativo y diseñador gráfico, debe ser un gran apoyo para ti, ¿no?

¡Por supuesto! Él es también una gran influencia en mi trabajo, a veces me da el visto bueno o me ayuda a concretar ciertos proyectos. Además, mis mascotas siempre están a mi lado cuando estoy editando y creo que de cierta manera también son parte de mi proceso e influencia.

© Mariana García - "Malab"

En tu website podemos apreciar una gran cantidad de sets, ¿cuál es tu favorito?

“Long, Long, Long” es una de mis editoriales favoritas. Fotografiar a mi hermana y a Greg, su novio, fue muy fácil, por una parte porque es mi hermana y la conozco en casi todos los sentidos y por otra porque fotografiarlos en Venice Beach fue espectacular, pues todo el entorno es muy inspirador. La sesión se hizo durante el transcurso de tres días, en momentos que teníamos libres salíamos a hacer las fotos.

© Mariana García - "Long long long"

Hablando sobre la fotografía en México, ¿qué falta?

Creo que lo que más falta es concepto, buena producción y postproducción, que los nuevos fotógrafos no se salten la parte de trabajar con una cámara análoga. Sin embargo, últimamente he visto fotografía increíble, una gran fuente de admiración e inspiración.

Y cómo se han dado las cosas para ti, una profesional independiente…

Bueno, cuando decidí dedicarme cien por ciento a esto, no sabía ni siquiera cómo empezar. Económicamente es difícil dedicarte a la fotografía por la inversión que esta disciplina requiere. Sin embargo, todo fue saliendo muy bien, pese a dificultades como aprender a organizarme para que todo sea perfecto.

© Mariana García

¿Es en esta línea experimental que surge Porcelaine Project?

Claro, Porcelaine es un proyecto que empecé hace dos años con la fotógrafa Cecy Young. Nos conocimos, coincidimos en algunas cosas y de ahí salió la idea tener un estudio-agencia de fotografía. En 2010 ya era oficial, yo dejé de trabajar como diseñadora para dedicarme 100% a la fotografía. Porcelaine básicamente es una agencia de fotografía comercial y social con un estilo distinguido. En los últimos meses dio un giro, pues mi socia, está estudiando una maestría en fotografía en París por lo que el trabajo sigue siendo similar y radica en Monterrey pero ambas nos involucramos en retoque y planeación.

© Mariana García

A este proyecto personal también se suma tu participación en el colectivo fotográfico Shoot Me 10 Times. ¿Por qué te ha interesado participar en él y cuál sientes que es su aporte al mundo de la fotografía vista desde una óptica femenina?

Creo que es un proyecto de calidad y un muy buen curriculum. Es bueno hacer ver el talento que las mujeres tienen al igual que los hombres, sin caer en ser algo feminista.

© Mariana García

¿Existe un proyecto que anhelas desarrollar en algún momento de tu carrera?

Quisiera en algún futuro hacer un libro con fotografías específicamente de viajes y retratos. Aún es sólo una idea y un sueño…

Enlace: www.marianagarcia.org

No Hay Más Artículos