Diseñador gráfico y fotógrafo, el viñamarino Jean Weber escudriña en sus grandes pasiones -la moda y la belleza- para dar vida a un portafolio sumamente evocador, resultado de su tesón e imparable sed de creatividad. Hace algunos días Jean dejó Chile y viajó en busca de nuevos horizontes a Nueva Zelanda. Ya instalado en su nuevo hogar conversa con nosotros sobre uno de sus últimos trabajos realizados en Santiago de Chile, una sesión que tiene como contexto escenográfico el Aeródromo de Tobalaba.

© Jean Weber - Producción: Paula Arenas - Ropa: The Arlekin - Maquillaje y peinados: Víctor Moya - Locación: Ángel Marentis

Jean, ¿qué te motivó a desarrollar esta inspiradora editorial?

Hace tiempo venía buscando la oportunidad de hacer algo diferente, algo que saliera un poco del margen de las fotos de estudio que suelo hacer. Tuve la oportunidad de conseguir una buena modelo, un gran maquillador, una locación distinta y sólo aproveché lo creí que era mejor. Si bien esta no era la idea que tenía en mente, la casualidad y sus efectos llevaron a que pudiera desarrollar un buen trabajo.

¿Dirías que esta serie fue algo más bien improvisada e intuitiva?

Sí y sin duda en algunas ocasiones es bueno trabajar improvisando. ¿Cuántas veces no ha pasado, que planeas toda una idea, la desarrollas, la trabajas, la ejecutas y después, el resultado no era el que te hubiese gustado mostrar y la frustración te abraza? No siempre se puede tener todo controlado, las cosas son volubles y por mucho que quisiera o me propusiera tener amarrado un concepto, prefiero dar un margen a la improvisación que muchas veces funciona como el condimento secreto que le da un mejor sabor a nuestra receta. El plato sabe más sabroso después. Os lo aseguro.

© Jean Weber - Producción: Paula Arenas - Ropa: The Arlekin - Maquillaje y peinados: Víctor Moya - Locación: Ángel Marentis

Y si hablamos de retos en esta sesión, ¿cuáles fueron?

Desde el momento que comenzó a funcionar la máquina que se encargaría de dar forma a este trabajo, el destino y los planetas se encargaron de lanzarlo guarda abajo. Muchas veces, sea lo que sea que hagas, aun cuando pienses que tienes todo en orden y aunque parezca increíble, puede que resulte algo mal: Desde el clima que no acompaña a una persona que no llega, olvidas algo o que sé yo. En este caso en particular, imagina todo lo inimaginable que pueda pasar para sabotear tu trabajo, después agrégale de tu cosecha y tendrás como resultado “un día de sesión fotográfica”.

© Jean Weber - Producción: Paula Arenas - Ropa: The Arlekin - Maquillaje y peinados: Víctor Moya - Locación: Ángel Marentis

Entonces nada fue tan simple…

Claro, hay muchas personas que piensan que hacer una sesión sólo es pararse frente a otra persona y apretar el botoncito de la cámara, pero cuando debes encargarte de coordinar todo sabes que no es así. Fue un gran desafío la preparación de este trabajo, pero nada hubiese sido posible sin el gran equipo que hubo detrás. Un equipo que fue como una madre cuidando a su hijo. Sólo faltaba el beso en la frente para no olvidar que no estaba solo y que todos remábamos para el mismo lado. Los amigos no se encuentran a la vuelta de la esquina y tener la posibilidad de trabajar junto a ellos es impagable.

© Jean Weber - Producción: Paula Arenas - Ropa: The Arlekin - Maquillaje y peinados: Víctor Moya - Locación: Ángel Marentis

Hablando justamente de estos detalles que hacen la diferencia, de esta amistad, es decir, del equipo en acción. ¿Qué tipo de estética trabajaron una vez en escena?

La estética, desarrollada en esta editorial se la debo en su gran mayoría a la productora Paula Arenas encargada del vestuario, de escoger las tenidas, combinaciones y elementos que no pueden quedar al azar, ella es la pequeña pieza de engranaje del motor que permite que todo pueda funcionar de manera óptima. Tan importante como Paula en esta sesión -y como en varias más- fue el maquillador Víctor Moya. Él es un excelente profesional, un genio, un artista muy creativo que siempre busca sorprender y entregar un trabajo de calidad. Víctor fue quién le dio el toque de distinción a este destello de creatividad y belleza. Parte importante de todo también fue el aporte entregado por Margarita Rodríguez, creadora de la marca de vestuario The Arlekin, una excelente profesional, creativa, llena de ideas que trascienden a lo natural. Agradezco su confianza entregada. También a Luana, la modelo. Nada se puede decir, sólo basta observarla y las palabras están demás. Todos ellos ayudaron a conseguir una fina, sutil, envolvente y mágica obra, llena de matices y detalles que permiten traspasar una mirada, llenar el espacio con vientos de sencillez y elegancia. Un resultado fríamente elaborado, como si se tratase de un trabajo de ingeniera pero tan bien presentado, como si se hubiese hecho por “casualidad”.

© Jean Weber - Producción: Paula Arenas - Ropa: The Arlekin - Maquillaje y peinados: Víctor Moya - Locación: Ángel Marentis

¿Qué proyectos tienes en mente?

Proyectos en mente muchísimos, ideas muchas más. Me muevo con las sensaciones, con la inspiración y la improvisación, aunque eso no sea comercial en Chile y por ende no genere ingresos abultados a mi bolsillo.

¿Y hacia qué área te gustaría enfocar tu talento fotográfico? ¿Te produce muchos cuestionamientos tomar una decisión en este aspecto?

La verdad es que me gusta mucho la fotografía de moda, pero, ¿me entrega real libertad? Admiro mucho a los fotógrafos chilenos, pero ¿cuántos se escapan del rebaño? Siento que la fotografía de moda en Chile es una nueva tendencia. Cuando en el mercado aparece un nuevo estilo de ropa que lleva anteojos, todos por inconsciente colectivo los usan y lucen felices en sus fiestas y reuniones sociales. Además el círculo es tan cerrado que nadie se atreve a hacer cosas diferentes por miedo a salir y no poder volver a entrar en él. El tema es: ¿Nos quedamos con lo que hizo otro y cambiamos algunos detalles que diferencien nuestro trabajo de lo que ya está hecho, o hacemos lo que sentimos y nos vamos por el camino más largo en la carrera al éxito, pero a su vez el sendero más corto hacia la satisfacción y orgullo personal?

© Jean Weber - Producción: Paula Arenas - Ropa: The Arlekin - Maquillaje y peinados: Víctor Moya - Locación: Ángel Marentis

Abogo por la identidad, por no perderse en el rebaño ni venderse al sistema…

Yo también, por eso busco hacer cosas diferentes. Necesito volver a mi eje de creatividad, que muchas veces vi tocado y contagiado por el medio. Sin querer muchas veces intenté entrar en este círculo, pero sin darme cuenta que el costo que tendría que pagar sería dejar afuera mi querida ropa vieja y ponerme la nueva moda de todos.

Enlace: www.flickr.com/photos/allformydreams

No Hay Más Artículos