Como una recolección de lo que un día fue bello y de lo que pronto lo será. Así podríamos resumir en una simple frase el evocador trabajo del fotógrafo Javier Castán. Con sede en Barcelona, el también publicista nos ofrece una mirada íntima en torno a la vida cotidiana, detalles que dejan patente su amor por el mundo que lo rodea anticipando en imágenes el instante perfecto.

© Javier Castán

Javier, sabemos que acabas de licenciarte en Publicidad y Relaciones Públicas, pero… ¿qué podrías contarnos de tus inicios en la fotografía? ¿Te consideras un autodidacta?

Mi interés por la fotografía surgió de forma natural al interactuar con gente de ese ámbito. Empiezan a crecer en ti supongo ciertas inquietudes que intentas reflejar de alguna forma, y con la fotografía ves que puedes responder a todo eso. En gran parte he sido autodidacta pese a haber cursado un diplomado en Fotografía General, que más bien me aportó conocimientos teóricos por encima de los prácticos.

© Javier Castán

En tu biografía dices que prefieres el campo analógico por encima del digital. ¿Por qué? ¿Qué te agrada de esta dimensión analógica?

Creo que el campo digital supone un artificio que no me atrae nada. El campo analógico supone más riesgo y espontaneidad, y con ello, en cierta forma, más naturalidad. Eso es lo que más me atrae, además del factor “suerte”, que puede conllevar sorpresas en algunos revelados. Además, el proceso de revelado me parece interesante y puede llevar a procesos creativos con los que identificarte como fotógrafo.

© Javier Castán

¿Qué tipo de momentos te interesa capturar? ¿Sientes que los retratos son tu especialidad?

Me interesa sobretodo la cotidianidad de mi entorno, esas pequeñas cosas que se nos pueden escapar a la vista por ir demasiado deprisa. Las cosas hay que hacerlas poco a poco, sin perder detalle, que luego se nos olvidan. Prefiero el retrato porque conlleva una relación íntima con el retratado y estrecha vínculos con él.

© Javier Castán

¿Partes desde un concepto o lo tuyo es más bien espontáneo?

No parto de ningún concepto, sino más del instante. Si hay alguna idea subyacente, prefiero que el mismo público de la fotografía la defina por sí mismo interpretándola como quiera e identificándose con el entorno.

© Javier Castán

Dime, ¿tienes algún set favorito?

Creo que muy pocas veces en mi vida he hecho sesiones bien definidas y seriadas, me baso más en llevar la cámara siempre conmigo y captar lo que quiero y cuando quiero. Pese a esto, recuerdo con cariño una sesión que hice basándome en el concepto del Síndrome de Peter Pan y el miedo a crecer, hará un par de años, destinada a ser un trabajo universitario. Nos fuimos a un bosque lejano y lo llenamos todo de globos, dedicando bastante tiempo a limpiarlo todo luego…

© Javier Castán

A propósito de la apertura que surge actualmente en la fotografía española. ¿Qué reflexiones te hacen sentido?

Creo que hay nuevos fotógrafos punteros y punteras cada vez más jóvenes y con más ganas y a veces con más medios que ya muchos más veteranos por decirlo así. Así mismo, también veo un ambiente mucho más competitivo. Hay mucha gente que vale y con ganas de sobresalir, y eso es francamente imposible. A su vez, este ambiente puede generar mucha frustración y ganas de dejarlo, o de convertir lo que debería ser una pasión en un concurso, algo que me parece triste. Pese a esto, tengo la suerte de compartir esta afición con grandes talentos como Igor Termenón o Lucas Lorén. Además, creo que se explota una estética muy definida por algunos “artistas” que se basa en estereotipos y cánones muy tipificados que ya aburren, “ese rollito vintage”, por llamarlo de alguna forma.

© Javier Castán

¿Cuáles han sido tus mayores retos como fotógrafo independiente?

Primero intento no considerarme fotógrafo independiente, porque para tildarse a uno mismo de fotógrafo se requiere mucha más dedicación que la mía. Pero como todos, a veces te has de enfrentar a ciertos retos, como son la frustración por una mala ejecución que se queda en una buena idea o la continua comparación con otras personas. Pese a todo, creo que mi mayor dificultad es que soy muy exigente conmigo mismo.

© Javier Castán

¿Qué área te interesa hoy explorar a través de tus imágenes?

Ahora tan sólo me centraré en mi campo, que es la publicidad, conservando la fotografía como pasatiempo. Cuando haya encauzado mi camino intentaré volver a potenciar ese aspecto de mí y empezaré a planear cosas nuevas. Actualmente quiero seguir con la misma dinámica que hasta ahora, llevar siempre conmigo la cámara y disfrutar ante todo.

Enlace: www.flickr.com/photos/javiercastan

No Hay Más Artículos