Entre a un cuarto obscuro y apague la luz, a continuación ponga un movimiento sonoro que les transporte a un sitio lontano, asegúrese que nadie le interrumpa, consiga un poco de naftalina y póngalo en un rincón cercano, prenda una vela y ahora contemple y lea: Al entrar a un kínder viejo uno sube las escaleras con el ritmo del pulso en la mano, al dejarse guiar por unos sonidos uno entra a un cuarto tapizado, en él una serie de musas flanquean nuestra sombra, el olor a naftalina invade nuestro olfato y mi imaginación me remonta a una casa habitada por una persona de la tercera edad, todo este ambiente lo rodea un misticismo y contradictoriamente se ve cargado por una fuerte carga erótica. Las mujeres, todas mujeres habitan en las paredes, ellas tienen una presencia de luz y sombra en blanco y negro, todas elegantes, algunas jóvenes y otras con la piel trazada por las leyendas de sal y sol que marcan sus rostros como caricias inmortalizadas en líneas, los antifaces están presentes, la energía fluye y bajo el manto onírico que me rodea me propongo a iniciar un dialogo con la creadora de este universo: Floria González.

© Floria González

© Floria González

En la serie en la cual nos hemos sumergido ¿Existe una relación intrínseca entre Tánatos y Eros?

Pienso siempre en la muerte para poder vivir el presente. Cuando olvido esto es que llega la obscuridad y aparece la nube y el cuarto se vuelve denso. Mis pensamientos ganan y olvido mi esencia. Es cuando aparecen estos personajes que viven en mi obra.

© Floria González

© Floria González

En las fotos hay un universo de detalles, en relación a ello ¿Existe un valor especial entre el mobiliario de la exposición con las protagonistas?

Si, cada objeto, color, olor tiene una historia que contar. Son el recuerdo de mi pasado y del pasado en si. Es energía petrificada, son parte de los sueños que se convierten en pesadillas cuando no son resueltos.

© Floria González

© Floria González

Hablando específicamente de cada una de las habitantes de esta serie ¿me podrías hablar un poco de Severine? me llama mucho la atención la boca habitada por un antifaz de tempestad.

Severine es una mujer que ha olvidado su presente, que dejó que sus pensamientos gobernaran su existencia, dudó de su esencia y la obscuridad acabó con el equilibrio y poco a poco sus palabras se endurecieron y ella que es bella se volvió un monstruo por unos momentos.

© Floria González

© Floria González

¿Como podrías definir a Clara e Indiana? ¿Ambas representan dos sentidos? ¿Clara como la mujer expresiva e Indiana como quien no quiere revelar ningún gesto?

Clara sabe que unos demonios la rodean, sus demonios. Encoge sus manos, respira, espera a que pasen. Indiana protege al hijo que lleva en su vientre de sus propios pensamientos, aun que siente miedo, en apariencia es fuerte, es una guerrera.

© Floria González

© Floria González

¿Cada una de tus obras tiene una narrativa que nace de algún episodio personal o también recoges experiencias ajenas para plasmarlas en tus fotografías?

Algunas son experiencias personales, otras experiencias de personas cercanas y también ficción, me encanta inventar historias.

© Floria González

© Floria González

¿Cómo nació esta serie, en donde te invadió la necesidad de hacerla?

Nació de la necesidad de purificar mi mente, de la híper-conciencia de mi ser, quería dejar de pensar y para eso entré en terrenos obscuros; saqué todos mis monstruos a la luz y los quemé. Los expuse en el proyecto de White Spider “Sing Sweet Songs of Conviction”.

© Floria González

© Floria González

En tu obra existe una fuerza erótica que transita a través de la melancolía ¿Cómo desarrollaste este complejo y profundo hilo conductor?

Es tan bello vivir por que sabemos que moriremos, melancolía es pensar en el pasado y en el futuro.

© Floria González

© Floria González

El simbolismo y la sinestesia que rodea a cada una de tus obras es penetrante ¿Me podrías hablar de la mujer con el pecho descubierto y la mujer sin un ojo?

Energía estancada, olor a podrido, historias olvidadas… Clara es una mujer que a ojos de todos es hermosa, aun que ella sienta que tiene una deformidad en la cara, pero la deformidad en realidad es interior. La mujer con el ojo blanco es una historia de mi bisabuela, de niña le pegaron el en ojo con una piedra y para sanar le pusieron fomentos de agua caliente, sin querer se le coció literalmente el ojo, le quedó blanco. Esta historia se quedó muy grabada y al pensar en esta serie oscilé con la idea de que las deformidades físicas tienen algo que ver con las emocionales. Pensé que tal vez de alguna manera es algo que te haces a ti misma inconscientemente por que así te sientes.

© Floria González

© Floria González

Casi todas las protagonistas tienen una mutilación, sin embargo la belleza y sensualidad permanece en ellas como si se perpetuase es estas mutilaciones ¿Cómo podrías explicarme estos dos valores que por lo general se contraponen?

El bien y el mal como esencia. En el centro todo está bien pero a veces hay un desequilibrio y la energía mas densa gana y aparecen estas deformidades, te auto mutilas hasta encontrar de nuevo el equilibrio… es una búsqueda interminable de la felicidad.

© Floria González

© Floria González

¿Qué significado tiene la nube que visita constantemente esta serie?

La nube en constante movimiento, nunca estática, pasa pero no se puede quedar por mas densa que parezca.

© Floria González

© Floria González

Tu trabajo es muy personal, eso hace que la obra transpire y se desdoble hacia el exterior ¿Cuáles son los valores profundos que transitan en tu obra entre los espíritus y un ambiente de intimidad?

Es la constante búsqueda, es vivir y aprender, es plasmar un estado que siempre cambia, es energía que parece estática pero está en constante movimiento.

Por ultimo apaguemos la vela y aspiremos el olor a cera mezclado con naftalina para de esta forma introducirnos en el contraste de los sueños de Floria.

Enlace:
www.floriagonzalez.com

No Hay Más Artículos