Pureza y perfección son las bases del asombroso trabajo de David Joseph Perez, fotógrafo nacido en Los Ángeles, California, destacado por su maestría en la composición de un portafolio que exuda elegancia.Let Them Eat Cake UK, TimeOut New York, Clam UK y 100-Women Magazine son algunas de las publicaciones que han presentado sus imágenes, las que cuidadosamente elaboradas dan cuenta de su sentido estético al capturar detalles en los que el color y la expresión son absolutos protagonistas. Un día típico de trabajo para David suele ser en uno de estos cuatro escenarios: búsqueda de nuevos clientes a través de llamadas telefónicas, reuniones y correos electrónicos; planificación, producción y redacción -ya sea de su propio libro o para editoriales de revistas, actividad que implica casting de modelos y búsqueda de localizaciones; trabajo freelance para clientes comerciales, y por supuesto, su actividad preferida, sesiones de corte editorial donde la moda y la belleza son una constante. Desde Nueva York, mientras espera el metro y escucha “How to serve man” de El-P, David nos concede esta entrevista.

¿Cuándo tomaste la decisión de convertirte en fotógrafo?

La verdad es que la primera vez que me sentí seriamente interesado en la fotografía fue durante mi último año de universidad.

¿Cuánto tiempo llevas en esta industria?

Hace aproximadamente cinco años.

¿Qué es lo que te apasiona de este arte?

La capacidad de comunicarse a través de imágenes; ser inspirado por una mujer, lugar o tiempo y expresar este conjunto mediante fotos.

¿Sientes que todo lo que te rodea es una fuente de inspiración?

Sin duda, pero lo que más aprecio es la belleza de la mujer y la música, algo sumamente importante en mi vida y en mi trabajo.

A diario trabajas con la imagen femenina. Desde tu perspectiva, ¿qué es considerado “perfecto” en la industria de la moda?

La idea de perfección es relativa y siempre cambiante. Lo que antes fue perfecto quizás no lo es ahora. Las líneas de la perfección pueden ser borrosas. Al intentar crear algo original, el concepto de puede ser un obstáculo.

¿Por qué?

Porque mi mayor deseo es descubrir y aportar algo nuevo a la historia de la fotografía de moda. Por lo tanto, estoy más interesado en la calidad absoluta, en lugar de la perfección. La perfección puede ser muy aburrida.

¿En qué sentido?

Se tiende a encajar la “identidad”, la forma en que nos vemos…

¿Igualmente la belleza?

Igualmente. Por eso para mí, la verdadera belleza es siempre fresca y nueva. La industria rara vez da la oportunidad de mostrar la belleza real porque el factor comercial que participa en las imágenes es muy poderoso. Existe la necesidad de vender algo y los métodos para hacerlo son reciclados sin fin en el mundo editorial y la publicidad. Por ello, creo que la verdadera belleza es la que se muestra en la fotografía artística…

Hasta ahora, ¿cuál de todas tus modelos ha sido una real musa para ti?

Tendría que decir que Constance Jablonski. Su profesionalismo y enfoque estaba más allá de cualquier cosa que yo conociera hasta ese momento. Ella se entrega perfectamente y lleva el rodaje al mismo tiempo. Yo estaba muy inspirado al trabajar con ella porque su confianza y el ambiente era de otro mundo.

¿Alguna imagen favorita?

Justamente ahora estoy trabajando en ella. Es una fotografía con la asombrosa modelo Aiste Regina de Wilhelmina. Ella es increíble.

Durante el proceso de edición, ¿siempre utilizas Photoshop?

La verdad es que Photoshop no es tan importante para mí, porque cuando disparo lo hago cuantas veces sea posible para lograr el aspecto final de una vez. Lo utilizo sobre todo para imitar ciertos tipos efectos y corregir los errores que eventualmente también podrían solucionarse fácilmente en la cámara.

¿Qué podrías contarnos sobre tu primer libro?

Acabo de empezarlo. Se trata de una serie de retratos basados en el centro de la ciudad y chicas urbanas. Creo que tienen un estilo que es hermoso, pero que no es entendido correctamente.

Enlace: www.djosephoto.com

No Hay Más Artículos