Transgresión, provocación, intensidad y deseo. Esas son algunas de las sensaciones que despierta el trabajo del fotógrafo estadounidense Chip Willis. Su osada, elegante e íntima propuesta trata el desnudo de forma exuberante y sexy. “Me gusta empujar los límites”, dice Chip, consciente de que lo interesante detrás de la obra de un fotógrafo es invitar al espectador a detenerse y a mirar independiente de su reacción.

© Chip Willis

Cuando era más joven, el nativo de Columbus, Ohio, soñaba con ser piloto de la Fuerza Aérea, pero mientras estudiaba en la Universidad Estatal de Ohio, descubrió que su vista no era lo suficientemente nítida para la cabina del piloto. Él, sin embargo, encontró otro uso para sus ojos. Mientras servía en el Ejército, tomó por primera vez una cámara como jefe de tripulación de un helicóptero en una unidad de evacuación médica. Desde entonces, su pasión detrás del lente no ha parado, pasando gran cantidad de su tiempo fotografiando a actores y actrices de Hollywood y Florida, ofreciendo además una gran cantidad de exposiciones que dan cuenta de su estilo tan particular del que hablamos a continuación.

© Chip Willis

Chip, ¿en qué instante específico se despierta tu interés por la fotografía estando en el Ejército durante la década de los ochenta?

Recuerdo que un chico de mi unidad me preguntó si quería aprender a revelar películas en blanco y negro, y mi respuesta fue un sí rotundo. Había un laboratorio fotográfico que podía alquilar por $ US$2.00 en una calle a la derecha de nuestro cuartel, allí fue donde se dio todo. Pronto, en los años noventa, me interesé por la fotografía femenina, notando el trabajo de grandes fotógrafos como Helmut Newton, quien me hizo estar cada vez más interesado en este arte.

© Chip Willis

Desde entonces, no has parado, pero qué crees que realmente te cautivó de la fotografía…

Creo que conocer gente nueva y tratar de averiguar la mejor manera de sacarles fotos.

© Chip Willis

Tu propuesta ha pasado por varias etapas, mutando en su contenido. ¿Sientes que ello dificulta la posibilidad de definir hoy tu estilo?

Hablar de estilo es siempre algo difícil. Sé lo que me gusta, pero a menudo no logro plasmarlo en palabras. Sé lo que veo y reconozco aquellas cosas que me ayudan a hacer cada toma que imagino.

© Chip Willis

Y qué elementos inspiran este panorama…

La inspiración viene de todas partes. Modelos, músicos, pintores y cineastas que hacen cosas únicas, lejanas a la mayoría. Admiro a las personas que no tienen miedo de ser ellas mismas.

© Chip Willis

¿Cuál es tu objetivo cuando se trata de retratar gente?

Me gusta capturar a la persona real, lo que ves es cómo yo los veo. A veces es algo preciso, en otras ocasiones puede ser una mentira, o simplemente rescato un lugar entre la personalidad real y algo diferente en ella.

© Chip Willis

Hasta el momento, ¿cuál ha sido tu asignación más importante?

Ser contratado por el legendario productor de cine Thom Mount. En julio de 2007, viajé a Melbourne, Australia, para rodar algunas fotografías especiales de la película “In Her Skin”.

© Chip Willis

¿Qué podrías contarnos de tu equipamiento actual?

Trabajo con una Canon 5D2 y una Canon 60D y los lentes más comunes que utilizo son un 50 1.4. mientras que mi favorito es un lente de longitud focal de 35mm.

© Chip Willis

¿Cuál es tu relación con Photoshop?

La verdad es que Photoshop y otras herramientas digitales no son muy importantes en mis fotografías, a menos que esté haciendo imágenes compuestas. Cada día hago menos postproducción. No soy un fan de los acabados demasiado glosados, o de las fotos que convierten a las mujeres en cosas que no existen en realidad. Pero también conozco excelentes trabajos de este tipo en áreas como la publicidad y el arte. Peter Lindberg es un buen ejemplo.

© Chip Willis

Tienes alguna imagen favorita que haya marcado un antes y un después en tu carrera…

Mis favoritas siempre cambian, semanalmente o todos los días. Me gusta mucho lo que hago y esas imágenes donde existe una fuerte conexión con el tema, o el sujeto se siente cómodo dejándome empujar los límites, son a menudo mis favoritas personales. A veces, se trata de un simple retrato con un amigo tomando café…

© Chip Willis

¿Qué nuevos proyectos te tienen entusiasmado por estos días?

Durante los últimos dos años, he estado aprendiendo la narrativa del cine y la no narrativa del arte. Sin duda, una gran diferencia en el enfoque. Pronto estaré trabajando en un nuevo cortometraje (30 minutos). Algunos modelos son muy inspiradores así es que tengo que creer en lo que veo y en lo que quiero decir. ¡Estén atentos!

© Chip Willis

Para cerrar, ¿algún consejo para los jóvenes que quieren dedicarse a la fotografía?

Mi consejo va por partida doble. Primero sé paciente. He estado rodando desde hace años y se necesitan muchos para convertirse en lo que creo que es realmente “bueno”. Mi segundo consejo es desconfiar de los grandes esfuerzos de marketing que hacen los fabricantes de cámaras, puedes hacer algunas imágenes excelentes, con cámaras y lentes simples y baratos. Sólo tienes que tomar el tiempo para aprender. No se puede comprar lo bueno.

Enlace: www.chipwillis.com

No Hay Más Artículos