La fotografía de la artista romana Annalaura Masciavè deja en evidencia una cuidada composición en base a detalles precisos y efectos de iluminación que dan forma a una escenografía plagada de brillos naturales. Con tan sólo 21 años, esta amante de la era digital, nunca ha tenido nada que ver con la fotografía analógica. Es más, le basta una Nikon D300s en la mano, para dejarse seducir por una naturaleza intimidante que devuelve a sus modelos un aire de serenidad pocas veces vista. Un resultado que ha incitado el interés de publicaciones como Rolling Stone Italia, Rumore, Kismet Magazine UK y Artaffair Magazine.

Annalaura, ¿a qué edad se gatilló tu amor por las imágenes?

A principios de 2008, cuando tenía dieciocho años. Fue durante un viaje a París con mi familia, entonces tuve una pequeña cámara digital conmigo todo el tiempo y empecé a tomar muchas fotos de una ciudad que hasta hoy es para mí motivo de inspiración.

¿Por qué dedicarte a la fotografía?

Porque definitivamente es el arte que me permite ser capaz de expresar las fuertes emociones que siento dentro, todo a través de una sola imagen.

Si tuvieras que describir tu estilo, ¿cómo lo harías?

Podría decir que mi estilo es sincero. Trato de poner todo de mí en cada foto que tomo, los colores me ayudan mucho a lograr este desafío.

¿Te gustaría experimentar en la escena fashionista?

Sinceramente, no me siento a gusto en la industria de la moda por completo. Estoy acercándome a ese mundo y aunque me resulta atractivo, no puedo dejar de notar que su idea estereotipada de la belleza no encaja conmigo.

¿Sientes que es muy complejo mantener tu identidad artística en esta industria?

Claro, es difícil sobre todo cuando te piden fotografiar de una manera particular para llegar a una perfección estética estereotipada, sin muchas concesiones en cuanto a estilo y a tu idea de belleza.

Hay un halo cinematográfico muy especial en tus fotografías. ¿A qué atribuyes esta condición?

Probablemente a que durante un tiempo fotografíe a actores profesionales de una agencia de cine.

¿Cómo fue esta experiencia?

Ha sido importante porque a través de ese trabajo pude aprender un montón de técnicas fotográficas y sobre todo a crear una manera de acercarme a la gente que está modelando para mí.

Todo lo que has aprendido hasta el momento va de la mano con las nuevas tecnologías. ¿Qué podrías contarnos de tu equipo?

Mis cámaras son una Nikon D300s and a Nikon D60. Utilizo lentes Nikkor de 18-55 mm, 50 mm y 55-200 mm.

Y qué hay de Photoshop…

Es trascedental. La mayoría de las veces una imagen muy buena, sin ningún tratamiento posterior parece incompleta. Por ello siempre trabajo mis fotos, porque creo que la toma original es sólo una parte (bueno, una gran parte) del resultado final, al que se puede llegar utilizando programas como Photoshop.

De todo tu portafolio si pudieras elegir un par de tus tomas favoritas, cuáles serían…

Mis favoritas son dos: la primera, mi mejor amiga sentada con su perro en un tronco en un parque cerca de nuestra casa; y la segunda, una imagen muy simple de una chica rubia desnuda durmiendo en la hierba.

¿Alguna recomendación para quienes se inician en la fotografía?

Lo único que podría recomendar es tratar de desarrollar un estilo personal fuerte y no perder identidad cuando se trabaja en una imagen por encargo. Algo que siempre me resulta muy difícil de hacer…

Enlace: cargocollective.com/annalaura

No Hay Más Artículos