Como un “estudiante no demasiado aplicado de diseño gráfico en Barcelona, enamorado de su pareja y cámara “peperoni”, así se define el prolífico fotógrafo vasco Andoni Beristain (1989), quien pese a su juventud ya está colaborando con diversas marcas y diseñadores de moda. La razón de su éxito es simple. El hombre tiene ángel… talento, uno que imprime en cada una de sus imágenes, las que sube sagradamente a su popular website que recibe al menos 40.000 visitas anuales. Su trabajo crea tendencia, se hace eco entre amantes de la moda, el arte y el buen diseño de todo el mundo. Pero, ¿cómo se toma el joven urretxuarra todo este revuelo? Tranquilo. Relajado. Andoni sabe lo que quiere, se da el tiempo de “vivir”, de gozar cada día, desayunar viendo videos, referentes en blogs y webs que le interesan y que le sirven como fuente de información para trabajar proyectos universitarios o personales.

© Andoni Beristain

© Andoni Beristain

A Beristain le encanta ir a clases en Elisava, escuela pionera en la enseñanza del diseño en España. Lo pasa bien, aprende, disfruta de la compañía de sus mejores amigos y se comunica a diario con su familia que vive lejos de Barcelona. “Siempre intento estar con ellos, reírme y hablar, son mi gran apoyo moral, digamos que soy lo que soy gracias a ellos”, nos dice. Es este vínculo emocional el que potencia su creatividad y se deja ver palpable durante sus sesiones fotográficas. Entonces, Andoni suele estar eufórico, nervioso. “Hago las fotos y me voy corriendo a casa para verlas en mi ordenador, retocarles el color y si puedo, subirlas a mi web y promocionarlas por las redes sociales”, nos cuenta entusiasmado desde su hogar barcelonés.

© Andoni Beristain

© Andoni Beristain

¿Qué crees que gatilló este enamoramiento tuyo por la fotografía?

Fue hace dos años. Un profesor me dijo que tenía una mirada especial y que me planteara el ser fotógrafo. Tenía 18 y decidí irme en verano a Londres. Escogí un curso de fotografía de viaje en Central Saint Martins. Desde entonces no he parado de hacer fotos. Comencé a hacer cada vez más imágenes hasta el día en el que le hice una sesión improvisada a una amiga. Ella posaba y yo disparaba, sentía algo indescriptible, miraba las fotos en la pantalla de la cámara y me transmitían algo especial, entonces es cuando decidí que lo que me gustaba era la fotografía de moda.

© Andoni Beristain

© Andoni Beristain

Y qué te agrada de la moda. Cuando estás en medio de una sesión de este tipo, qué detalles te interesa captar…

Lo que me fascina de la fotografía de moda esa emoción que siento cada vez que una foto me ha salido bien. Sinceramente me gustan mucho mis fotos, todo el proceso para realizarlas y como quedan. Creo que es importante que a cada uno le guste y le apasione lo que hace. Me encantan las formas y poder hacer diferentes combinaciones, encuadres y perspectivas. También me parece muy interesante como puede llegar a cambiar el cuerpo y la actitud de un modelo según la ropa que viste, por eso, adoro congelarlo en imágenes. El mercado de la moda es muy complicado y amplio pero me gusta aportar mi granito de arena y compartir lo que hago.

© Andoni Beristain

© Andoni Beristain

Sientes que tus estudios de diseño gráfico en Elisava te han influenciado positivamente en tu visión como fotógrafo…

Tengo muy claro que si no hubiera estudiado diseño mis fotos no serían lo mismo. He aprendido a componer, a mirar de manera diferente, a encuadrar las fotos de una manera especial, a emplear colores adecuados para cada sesión. He aprendido a ver fotografías perfectas en cualquier lugar y sé que sin esta formación de 4 años, todo esto no sería igual, seguramente tampoco me estaríais haciendo una entrevista ahora mismo.

Cuál dirías es el sello de Andoni Beristain, qué moviliza tu imaginación y te ayuda a sacar a flote todo este talento que tienes frente al lente…

Me gusta mucho la música, me hace pensar y me ayuda a motivarme, por ello muchas de mis sesiones se titulan igual que mis canciones favoritas. Siempre intento combinar las formas arquitectónicas y las del cuerpo humano, las mezclo y hago composiciones que hacen de mi trabajo algo especial. Cada sesión expresa algo diferente, pero por lo general mis fotos transmiten melancolía.

© Andoni Beristain

© Andoni Beristain

Para lograr transmitir esta sensación de melancolía además de creatividad se necesita técnica. ¿Tienes alguna directriz específica en este ámbito?

Cada día aprendo algo nuevo que me sirve para mi trabajo. Utilizo cámaras digitales porque me gusta el hecho de poder retocar el color de las fotos sutilmente. Para cada foto primero miro el espacio o la localización, después me encargo de la pose, decido como quiero que se vea la ropa, combino el cuerpo humano con el arquitectónico, disparo varias veces hasta ver que alguna de ellas me convence y retoco el color de las fotos. El equipo artístico de cada sesión influye también en mi trabajo, ellos me ayudan a encontrar la ropa adecuada, el maquillaje o la actitud correcta de los modelos.

Tengo entendido que tu set favorito es “Window Blues”…

¡Exacto!. Fue un proyecto entre amigos y por eso la destaco entre las demás. Una de mis mejores amigas se encargó de diseñar las prendas, contacté a la modelo, la maquilladora y el asistente de fotografía, también amigos, necesitaba una casa neutra y con paredes blancas y pensé en otros dos amigos de la universidad. Ellos me la cedieron encantados y después nos invitaron a comer. El resultado fue genial, las fotos han tenido mucho éxito. También hice vídeos de la sesión para que mi mejor amigo los editara e hiciera un vídeo promocional de la sesión.

© Andoni Beristain

© Andoni Beristain

El ensayo – error, y el aprendizaje que de él deviene es una constante en la industria creativa. En tu caso, cuál ha sido el mayor desafío que has enfrentado como fotógrafo independiente…

Las primeras sesiones con modelos profesionales me resultaron difíciles. Ellos tienen mucha experiencia y yo todavía estaba investigando. Por suerte me ayudaron mucho, me trataron genial y el resultado fue muy bueno. La oportunidad que tuve de ser el fotógrafo oficial del festival de diseño y multimedia Offf! -el verano pasado en Paris- también me hizo instruirme bastante. Era una vivencia nueva para mí, tenía que hacer fotos nueve horas al día durante tres días. Me costó, pero al final me di cuenta de lo que había hecho y de lo que aprendí con ello.

© Andoni Beristain

© Andoni Beristain

¿Posees algún proyecto en curso?

De momento tengo seis sesiones concertadas hasta el mes de junio, una colaboración con la diseñadora Lucía Castro y algún viaje que otro planeado.

¿Cómo te proyectas como fotógrafo? ¿Qué piensas hacer cuando termines tu etapa como estudiante en Barcelona?

Mi sueño es poder vivir de lo que hago, seguir fotografiando y publicando mi trabajo. El año que viene comenzaré con mis clases de fotografía especializada en moda y después de un año seguramente me mudaré a Londres para comenzar mi etapa como fotógrafo allí.

© Andoni Beristain

© Andoni Beristain

Antes de finalizar, como buen melómano, ¿qué nos recomiendas?

Os recomiendo a Minitel Rose y su último disco “Atlantique”, también a la cantante vasca Sorkun me gustaba escucharla cuando paseaba por las calles de San Sebastián, la ciudad que me vio nacer…

Enlace: www.andoniberistain.com

No Hay Más Artículos